• 2X1 Solares   IR
Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
¡Bienvenida!

Cuida la piel de tu bebé con cosmética ecológica segura y eficaz

por
Favorito0

Ya hemos oído muchas veces que ‘la piel es el órgano más grande del cuerpo’, y que hay que atender correctamente a sus necesidades. Es por ello el principal contacto con el mundo exterior, especialmente en el caso de un bebé, cuyos otros sentidos aún están algo aletargados tras el nacimiento y cuya piel presenta grandes diferencias respecto a la del adulto: es más fina, más seca y más propensa a sufrir alergias e irritaciones. Además, sufre continuos cambios en su apariencia y textura, descamándose muy fácilmente.

La piel es una vía de comunicación y aprendizaje

La piel de un bebé cumple un gran papel como vía de comunicación con el exterior, a través del sentido del tacto. Lo que percibe a través de la piel es todo su mundo, su principal vía de aprendizaje junto al sentido del oído y el olfato. 

A través de lo que toca va percibiendo el entorno, va conociendo a las personas y a sí mismo, y por ello es una de sus principales fuentes de estímulo. Si la piel está bien, el niño estará bien, pero si sufre daño, sequedad o escozor, el niño estará inquieto ya no solo por la molestia, sino por esa interferencia en su relación con el mundo.

Piel con piel entre el bebé y la mamá

Barrera de protección y defensa

La piel ejerce también una importante función de barrera de protección frente a agentes externos, como el clima, el ambiente, los roces, las bacterias… Si la piel de un adulto puede presentar cierta sensibilidad a estos factores, la piel del bebé es mucho más vulnerable debido a su sistema inmunológico inmaduro, que es todavía incapaz de defenderse.

La barrera cutánea termina de desarrollarse, aproximadamente, a los tres años. Mientras tanto, su sensibilidad es extrema, es menos resistente a las agresiones ambientales y mucho más frágil. Además, su función termorreguladora tampoco está completamente desarrollada, es decir, la capacidad de absorción y pérdida de agua es mayor. Al no conseguir una correcta retención de la humedad, la piel se deshidrata fácilmente. 

¿Por qué su piel es tan delicada?

Esta debilidad o inmadurez de la barrera cutánea es la causa de las irritaciones constantes que sufren los bebés. 

  • La piel de los bebés es hasta diez veces más fina que la de los adultos, es más permeable, por lo que las sustancias irritantes y otros factores agresivos pueden atravesarla con más facilidad. 

  • Durante los primeros meses de vida, el pH de su piel es más elevado que el de la piel del adulto, por lo que es primordial tratarla con productos específicos y suaves, a ser posible ecológicos.

  • Su cuerpo acaba de salir al exterior desde el interior acuoso del útero materno, por lo que su piel es muy vulnerable ante la luz solar o al roce de los tejidos.

  • El propio sudor resulta irritante para ellos. Sus glándulas sudoríparas no funcionan correctamente, como mencionamos antes, por lo que pueden aparecer erupciones cutáneas llamadas sudaminas cuando sufren exceso de calor.

  • Los vasos sanguíneos del bebé también son más inmaduros, por lo que su piel presenta mayor reactividad vascular: se enrojece, palidece o se inflama más fácilmente.

Masaje con aceite sobre la piel del bebé

Consejos básicos para cuidar su piel 

  • Procurar un ambiente tibio en el momento del baño. Usar agua no demasiado caliente, y calentar previamente el cuarto para no sufrir grandes contrastes de temperatura.

  • Utilizar productos específicos para su cuidado, suaves y a ser posible ecológicos para asegurar la inexistencia de sustancias químicas potencialmente irritantes.

  • Secar siempre su piel a suaves toques.

  • Asegurar que los pliegues de la piel queden bien secos, especialmente los de las nalgas, para evitar irritaciones e infecciones.

  • Usar tejidos naturales y de calidad tanto en sus prendas de vestir como en la ropa de cama y de baño.

  • Asegurar una correcta hidratación diaria de su piel.

  • Procurar, en general, que el niño no pase mucho calor. El sudor le puede irritar la piel y pueden aparecer las sudaminas (erupciones en la piel).

Cuidado BIO con MATARRANIA

La delicada piel del bebé merece un cuidado respetuoso y consciente con productos lo más naturales posible. Los productos de la gama Mamá y bebé 100% BIO de MATARRANIA garantiza su idoneidad para su cuidado diario, estando totalmente libre de químicos sintéticos y de cualquier elemento potencialmente irritante

  • El Aceite hidratante suave 100% BIO es perfecto para aplicar cada día tras el baño o antes de dormir, mediante un suave masaje. Su formulación incluye aceites vegetales de oliva, girasol y almendras, muy ricos en ácidos grasos y vitaminas, que ayudan a mantener el nivel de hidratación óptimo para la piel. También contiene aceite esencial de naranja, un aceite suave y seguro para la piel sensible que por su aroma cítrico y fresco resulta muy reconfortante y relajante. Además, es un aceite fabuloso para utilizar durante toda la niñez, ya sean recién nacidos o niños de 10 años, e incluso para compartir en familia.

  • El bálsamo de pañal Culito sano 100% BIO protege la piel del bebé nutriéndola en profundidad y creando una película protectora no oclusiva que mantiene esa hidratación por más tiempo, dejando que la piel respire y se regenere. La composición del bálsamo incluye ingredientes altamente emolientes que calman y suavizan la piel irritada, como los aceites vegetales de oliva, girasol, almendras y sésamo. Además, los extractos silvestres ecológicos de caléndula e hipérico son dos elementos fundamentales para el cuidado de la piel sensible o irritada. Y, aunque su nombre sea muy específico, es realmente un bálsamo multiusos, dado que se puede utilizar en cualquier zona de la piel que presente lesiones, y también a cualquier edad. Es el producto imprescindible en cualquier neceser o botiquín familiar.

Promoción de la gama Mamá y bebé 100% BIO de MATARRANIA

Productos relacionados
18,00 € (impuestos inc.)
La forma más segura, natural y sin plástico para cuidar la piel del culito del bebé: no puede faltar en tu neceser bio. Cunde muchísimo y podrás darle muchos usos, siempre que veas irritaciones de la piel. Inspirado...
Artículos relacionados

Ajustes

Compartir

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse