Culito sano, mucho más que una crema de pañal ecológica

Culito sano, mucho más que una crema de pañal ecológica

La piel del culete del bebé es muy propensa a sufrir irritaciones, debido tanto a su frágil naturaleza como a la rozadura continua con el pañal. Es lo que se denomina dermatitis de pañal, una rojez que incomoda al niño pero que puede ser rápidamente calmada con las medidas adecuadas. Es el momento de acción de cremas, pomadas, bálsamos… En MATARRANIA apostamos por bálsamo, nuestro querido Culito sano 100% BIO, una fórmula eficaz y segura que, además, ofrece mucho más de lo que imaginas…

Es un bálsamo multiusos, elaborado con ingredientes 100% naturales y ecológicos certificados, sin presencia de aceites esenciales ni perfumes que puedan alterar la delicada piel del bebé. La combinación de sus ingredientes vegetales consigue nutrir la piel en profundidad, calmarla y potenciar su regeneración. Es por ello el bálsamo perfecto para tener en casa ante cualquier alteración de la piel del bebé.

¿Qué es la dermatitis de pañal?

Como vimos en el blog hace unas semanas, la piel del bebé es mucho más delicada que la de un adulto, debido a su sistema inmunológico inmaduro. Hasta los tres años, aproximadamente, no termina de establecerse la barrera cutánea protectora, por lo que en ese tiempo es una piel mucho más vulnerable, sensible y frágil, con menor capacidad para defenderse de los agentes externos.

En el caso de la zona del pañal, la piel se irrita fácilmente por motivos como la humedad permanente y el roce, como veremos más adelante, alterando la capa superficial de la piel, la epidermis, y exponiendo las capas inferiores, que es donde se produce el daño. Se generan entonces rojeces, escoceduras, eccemas, descamaciones… La dermatitis del pañal la sufre en torno al 35% de los bebés al menos una vez durante su periodo de lactancia. 

Gama Mamá y bebé 100% BIO de MATARRANIA

¿Por qué se irrita la zona del pañal?

En la dermatitis del pañal se combinan varios factores:

  • Humedad: el pañal crea un ambiente húmedo constante que favorece la aparición de hongos y sustancias que pueden irritar la piel. 

  • Alteración pH: los desechos corporales tienen un pH diferente al de la piel, y el contacto prolongado hace que el pH de la piel del bebé se altere. 

  • Roce: la fricción del pañal con la piel, sobre todo si ya está húmedo, también causa irritación.

Además de estos factores principales, la aparición de la dermatitis puede deberse también a:

  • Falta de hidratación en la piel.

  • Alergias.

  • Clima muy extremo que reseca la piel.

  • Frecuencia incorrecta a la hora de cambiar el pañal.

  • Fricción excesiva con productos de limpieza, como toallitas o jabones.

  • Utilización de productos con sustancias irritantes, presentes en ciertos detergentes (y por tanto tejidos), cosméticos, perfumes…

Estos serían principalmente factores externos que afectan a la debilidad de la piel frente al exterior. Pero también hay momentos en los que el problema surge desde dentro, como pueden ser problemas de diarrea, mucosidad, salivación excesiva durante la dentición, cambios en la alimentación o toma de antibióticos. En todos esos casos, la materia fecal cambia presentando enzimas intestinales que, potenciadas por la humedad permanente de la zona, favorecen la aparición de la dermatitis de pañal.

¿Cómo puedo evitarlo?

Para mantener en perfecto estado la piel del culito del bebé, recomendamos tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Mantener la piel limpia y seca el máximo tiempo posible, cambiando el pañal las veces que sean necesarias para evitar la humedad constante en la zona.

  • Lavar la piel con agua tibia y esponja suave y natural, mejor que con toallitas que pueden irritar al bebé tanto por el roce como por las sustancias que suelen contener.

  • Usar productos específicos para su piel, suaves y a ser posibles de origen ecológico.

  • Evitar frotar la piel demasiado, y secar con toalla limpia a pequeños toques.

  • En caso de que la piel lo necesite, aplicar una crema barrera protectora, como el bálsamo Culito sano 100% BIO.

Extracto de hipérico, indicado para tratar la piel dañada

La clave del éxito de Culito sano

Hemos visto la extrema sensibilidad de la piel del bebé, así como todos los factores que pueden influir para que aparezcan irritaciones en la zona del pañal. Aun así, es frecuente que ocurra, y recursos como Culito sano pueden ser claves para mitigar la molestia y suavizar la piel.

El bálsamo de pañal Culito sano 100% BIO está elaborado con ingredientes altamente emolientes que calman la piel irritada y la nutren en profundidad, protegiéndola así a través de una barrera no oclusiva que mantenga la hidratación de la piel y permita su correcta transpiración.

Los ingredientes clave de la fórmula son la manteca de karité y los extractos de caléndula e hipérico, plantas en las que se ha macerado aceite de oliva virgen extra. Estos extractos, claves en la cosmética bio de MATARRANIA, son tan nutritivos como reparadores, por lo que es la combinación perfecta para cuidar la delicada piel del bebé. 

- La caléndula es antiinflamatoria, vulneraria, calmante y regenerante, muy usada en productos infantiles por su suavidad y tolerancia en pieles sensibles.

- El hipérico o hierba de San Juan es una planta menos conocida pero muy utilizada en la cultura popular de nuestro entorno para tratar la piel dañada, debido a sus propiedades astringentes, cicatrizantes, antisépticas y antibacterianas

La composición del bálsamo incluye también los aceites vegetales de girasol, almendras y sésamo, todos ellos con gran poder antioxidante, emoliente, humectante y nutritivo.

Culito sano, más que una crema de pañal

El nombre de nuestro ‘pequeño’ bálsamo es muy específico e indica su principal función: tratar la dermatitis en la zona del pañal. No obstante, por su composición es realmente un bálsamo multiusos, el elemento indispensable en cualquier hogar con niños

Como decíamos en el epígrafe anterior, los ingredientes que lo componen son nutritivos, calmantes y reparadores, por lo que es el remedio perfecto para tratar cualquier problema de la piel de cualquier zona del cuerpo, tanto en bebés como en niños y adultos. Se puede usar ante rozaduras, sarpullidos, eccemas, escoceduras (también para prevenirlas), picores, cortes leves, quemaduras… Es un bálsamo cremoso y fácil de aplicar que suaviza, calma y regenera cualquier piel dañada.

Culito sano 100% BIO de MATARRANIA

Publicado el : 09/12/2020 14:38:35

Entradas relacionadas