MATARRANIA, más fresca y ahora vegana

MATARRANIA, más fresca y ahora vegana

MATARRANIA, más fresca y ahora vegana

En MATARRANIA utilizamos ingredientes naturales y sin conservantes y hemos observado que los bálsamos pierden frescura y propiedades organolépticas con el paso del tiempo. Para que se puedan disfrutar las propiedades al máximo y se conserve la frescura del producto, hemos pensado que lo más apropiado es reducir el volumen de nuestros envases.

Hemos decidido también dejar de usar progresivamente la cera de las abejas. Los motivos principales son dos:

  1. La complicada situación actual en la que se encuentran las abejas y la creciente dificultad de encontrar cera ecológica pura, de proximidad, no refinada y virgen. Las poblaciones de las abejas están disminuyendo en todo el mundo de forma alarmante debido a enfermedades y parásitos, a los efectos del cambio climático y a las prácticas de una agricultura industrializada que disminuye la diversidad del paisaje y afecta a la pérdida de hábitats naturales. Nuestro certificador ecológico, la Organic Soil Association, exige que haya 11 millas (casi 18 km) de campos certificados ecológicos alrededor de las colmenas, para asegurar la calidad de la cera y evitar toda contaminación con productos agrícolas químicos.

  1. Por otro lado, apoyamos la tendencia a evitar ingredientes de origen animal. De esta forma, toda la gama de cosméticos de MATARRANIA será apta para veganos.

Hemos decidido sustituir la cera de las abejas por manteca de Karité ecológica, pura, virgen y no refinada. Ha sido un gran reto encontrarla ya que la mayor parte de manteca de karité que hay en el mercado está refinada, y en el proceso de refinamiento es cuando pierde gran parte de sus principios activos.

Hemos evitado usar otras ceras vegetales por estos motivos:

  1. La cera de aguacate es hidrogenada, es decir, no es pura ya que se ha solidificado añadiendo moléculas de hidrógeno para hacerla más estable.

  2. La cera de arroz, la de candelilla y la carnauba tienen puntos de fusión demasiado altos, entre los 78 y 85ºC. ¿Qué sentido tiene utilizar aceites vegetales vírgenes prensados en frío si después se han de someter a temperaturas tan elevadas para emulsionarlos con las ceras?

  3. La manteca de cupuaçu, que se obtiene del fruto del mismo nombre, es originario de la selva amazónica y preferimos evitar tocar este ecosistema tan frágil y virgen.

Somos una empresa con una producción artesanal y con una clara voluntad de dar valor a la producción local y ecológica. Nuestros costes fijos son elevados, y esto hace que no hayamos podido reducir más del 20% el precio de los nuevos envases y formulaciones.

Hemos hecho una larga tarea de investigación y ensayos para que las nuevas fórmulas sean prácticamente iguales que las anteriores en textura y olor. Las nuevas fórmulas con manteca de karité son igualmente sólidas y fundentes y un poco más cremosas. El olor de las cremas con aceites esenciales es idéntico en las nuevas fórmulas, y el de las cremas sin perfume, antes con un ligero olor a aceite de oliva y cera de abejas, ahora huele sutil y suavemente a manteca de karité.

El cambio de envases, formulación y precio va a ser gradual, y las cajas con la nueva formulación tienen un sello en la parte frontal que las identifica.

Publicado el : 27/04/2018 11:36:38