¿Hay que usar protector solar en invierno?

¿Hay que usar protector solar en invierno?

Con el otoño a punto de enseñar la patita y aunque en muchos puntos de España no lo parezca, el verano llega a su fin.

El verano nos da muchas cosas: más horas de luz, más tiempo con los amigos y familia, más aire libre… pero también es una época de ‘sufrimiento’ para nuestra piel. Exponemos zonas que durante el resto del año mantenemos protegidas y sufren con el aire, el calor, el sol, la arena…pero también el final del verano puede ser un buen momento para recuperar buenas costumbres, y también para mantenerlas.

Muchas nos preguntáis como mantener una piel saludable en verano, os preocupa un cutis seco a consecuencia de la arena, el cloro o el sol, pero cuando llega el otoño deberíamos tener el mismo cuidado. Es cierto que en verano los agentes que dañan nuestra piel son más abundante, pero no podemos bajar la guardia el resto del año. Y con no bajar la guardia nos referimos a la protección solar, en invierno también es fundamental.

¿Es necesaria la protección solar en invierno?

La respuesta fácil y corta es sí, pero te vamos a explicar el porqué.

Estamos expuestos a los rayos UV diariamente, desde el sol que entra por las ventanas de casa hasta el que nos da cuando vamos a comprar o a trabajar, y además tiene un efecto acumulativo y con el tiempo sin una buena protección de la piel puede derivar en graves problemas.

Los días fríos y nublados hace que nos olvidemos de que nos está dando el sol, provocando una falsa sensación de estar protegidos. Realmente los rayos UV siguen penetrando y llegándonos a la piel.

A corto plazo esto significa que nuestra piel se ve deshidratada y poco a poco se vuelve más rugosa y áspera, el sol es el mayor factor de envejecimiento de la piel. A largo plazo, el daño es mayor y mucho más visible, las células de colágeno y elastina se rompen, y aparece la flacidez y las arrugas, además, la proliferación de manchas se acelera y, por último, la consecuencia más grave de la acumulación de radiación son los cánceres cutáneos.

Obviamente en invierno solo nos tendremos que proteger las zonas que tenemos expuestas: cara, cuello y manos. A no ser que practiquemos algún deporte al aire libre y expongamos más zonas de piel de lo habitual.

La crema solar es imprescindible para cualquier persona, pero cabe destacar especialmente necesaria para las personas que sufren alguna patología cutánea o está tratando de eliminar manchas. Igual que has incorporado a tu rutina facial matutina unos pasos imprescindibles te recomendamos por tu salud que la protección solar siga siendo uno de ellos (el último paso en concreto, aquí tienes un post en el que hablamos sobre en qué orden se aplica la protección solar). Si este verano mantenías el protector solar bien cerquita, por favor, no lo saques de tu neceser, nos lo agradecerás.

No nos queremos olvidar en este apartado de los niños, su piel que es mucho más delicada y fina también necesita de protección en invierno, además suelen pasar mucho más tiempo en el exterior.

Protección solar de Matarrania

En Matarrania hemos lanzado una gama completa compuesta por dos formatos de protección solar, en crema con FPS 50 y fluido con FPS 30, ambos son 100% naturales, veganos, resistentes al agua, respetuosos con mares y ríos, de textura fluida que no deja la piel blanca y con filtro de protección mineral no-nano.

El protector solar de Matarrania utiliza un filtro mineral que es más seguro para la salud y es totalmente respetuoso con el medioambiente, que es lo que buscamos siempre con nuestra cosmética ecológica. Es un filtro físico, como si te pusieras una pantalla en la piel, y actúa reflejando la radiación solar en la dirección contraria y actúa de manera inmediata, por tanto te protege desde el primer momento.

Publicado el : 22/09/2022 00:33:17

Entradas relacionadas