Rewilding Drum: cómo recuperar tu lado salvaje para sanar

Rewilding Drum: cómo recuperar tu lado salvaje para sanar

Kiki Nárdiz y Bert Poffé son una pareja hispano-belga afincada en la ciudad de Lovaina (Bélgica). Con su proyecto Rewilding Drum inspiran y guían a todos aquellas personas que se sienten cansadas y faltas de energía hacia una vida más tranquila, sencilla y conectada a la naturaleza. ¿Cómo es posible encontrar nuestro lado más salvaje y vibrar con él? Nos lo cuentan a continuación...

Hola Matarrania

Matarrania: Kiki, Bert, nos encantaría conocer la historia de Rewilding Drum, ¿nos la contáis?

Rewilding Drum: Es un proyecto que empezó a gestarse a finales de los 90 y que vio la luz como empresa en el año 2016. Nace de nuestra fascinación por los viajes de aventura, la naturaleza y la sabiduría ancestral que todavía conservan algunos pueblos autóctonos del planeta y ciertas personas mayores de nuestro entorno. Rewilding (resilvestrar) es un término que se usa desde hace ya más de diez años para la restauración de la naturaleza devolviéndola a su estado original o salvaje (antes de la intervención del humano) o lo más cercano posible a él. ¿Pero qué sucede con el humano? También formamos parte de la naturaleza, pero hemos sufrido un fuerte proceso de domesticación que nos ha deshumanizado por completo y alejado de nuestra verdadera esencia, que es salvaje. Cuanto más deshumanizados estemos más difícil será que sepamos cuidar de nosotros mismos y por ende de la Madre Tierra. El drum o tambor, a través de su vibración, nos conecta con el corazón. Escuchar nuestro tambor interno, en el silencio de la naturaleza y permitir que su mensaje nos guíe, es una buena manera de empezar a dejar atrás este mundo de ilusiones creadas. 

M: ¿Qué filosofía y valores guían este proyecto?

RD: Los valores principales son, sin duda, libertad y naturaleza. Separarnos de la naturaleza es, desde nuestro punto de vista, la causa principal de todos los problemas que vivimos hoy en día, desde enfermedades de la civilización hasta problemas sociales como la pobreza, la soledad, la desigualdad, etc. El motivo es que nos lleva a olvidar quienes somos realmente. No somos seres imperfectos que hay que arreglar con productos varios, sino seres fuertes, libres y salvajes que olvidaron su potencial. Volver a la naturaleza y llevar un estilo de vida lo más natural y sencillo posible es la salida que detendrá nuestra ya avanzada autodestrucción. Nos inspiran como modelo las sociedades cazadoras-recolectoras ya que, genéticamente, todavía vive en cada uno de nosotros un ser primitivo y ancestral al que debemos darle espacio aún en pleno siglo XXI, si queremos conservar la salud, no solo física, sino mental y emocional.

Kiki Nárdiz y Bert Poffé de Rewilding Drum

M: ¿Qué clase de actividades y servicios desarrolláis?

RD: En este momento, nuestra base de operaciones está en Bélgica, donde residimos, pero también lo hacemos en España y online. Ofrecemos diferentes tipos de actividades cuyo fin es la reconexión con la naturaleza y con nuestro tambor interno. Muchas de ellas son a la carta, según las necesidades del cliente, pero básicamente se trata de coaching individual, team buildings, talleres sobre diferentes temáticas (plantas comestibles y medicinales, bushcraft, alimentación ancestral, cocinar al aire libre…) y entrenamiento personal basado en el movimiento natural (MovNat). Algunas de ellas se pueden realizar online.

M: ¿Todas las personas tenemos un lado salvaje o es posible no tenerlo? ¿Cuáles son las claves para encontrarlo y poderlo desarrollar?

RD: Sin duda, todos lo tenemos ya que, como explicamos arriba, genéticamente todavía somos cazadores-recolectores. Lo que ocurre es que en algunas personas está más dormido que en otras. La mejor manera de despertarlo y desarrollarlo es tomar conciencia de ello y después pasar a implementar un estilo de vida lo más natural posible, aunque vivas en una ciudad. Se trataría de satisfacer a diario, las necesidades de nuestro ser ancestral: dejar de comer y beber basura, pasar el máximo tiempo posible al aire libre expuesto a los elementos, no estar sentado más de dos horas diarias, dejar de consumir compulsivamente, replantearse el verdadero sentido del trabajo, crear tribu con personas afines y poco a poco ser lo más autosuficiente posible en todos los aspectos de tu vida.

M: ¿Por qué es importante volver a la naturaleza? ¿Cómo podemos reconciliarnos con ella?

RD: Somos naturaleza, pero se nos ha olvidado. Creemos que la naturaleza es algo que está “por ahí” y a dónde vamos el fin de semana. Pero todo lo que nos rodea es naturaleza: el sol, el aire, la lluvia, los animales, las plantas y sí, las personas. Es nuestra única fuente de vida. Entender que somos parte de ella es la mejor manera de reconciliarnos. Pero aprender a cuidarnos es imprescindible antes de pretender cuidar la naturaleza que en realidad, no nos necesita.

Rewilding Drum para reconectar con la naturaleza

M: ¿Cuáles son las heridas más comunes que encontráis en la sociedad actual?

RD: Mucha gente viene a nosotros, por ejemplo, para entrenar, tener más energía, perder peso, desconectar, aprender a través de algún taller, pero enseguida nos damos cuenta de que la mayoría de las personas lo que busca es amor. Es tremendo, pero es así.  Hay falta de amor, de calidez, de relaciones verdaderas, pero sobre todo de amor propio.

M: Un deseo…

Nuestro gran anhelo es la construcción de un nuevo mundo en armonía con la naturaleza y en el que todos podamos Ser quienes verdaderamente somos, sin máscaras ni barreras, sin condicionamientos, conscientes, libres y justos.

¡Muchas gracias a vosotras y otro fuerte abrazo! Kiki & Bert

Publicado el : 23/05/2021 12:17:23