Minimalismo y crianza sin agobios, con Mamá Valiente

Minimalismo y crianza sin agobios, con Mamá Valiente

Retomamos nuestra sección de Proyectos Sostenibles, en la que nos gusta presentaros proyectos afines a MATARRANIA que ofrecen sus servicios o productos en ámbitos muy diferentes. Así podemos ir ampliando nuestro abanico de opciones para llevar una vida más saludable y sostenible, apoyando a su vez a emprendedores cercanos y pequeñas empresas de origen español

Hoy tenemos con nosotras a Bea Sánchez, del blog Mamá Valiente, que comenzó como blog pero se ha convertido en toda una plataforma de herramientas y orientación para la mujer y para las familias. Bea es consultora de familias, principalmente de madres que buscan un aporte de minimalismo a su vida para llevar una crianza sin agobios, especialmente en casos de bebés y niños de alta demanda, alta sensibilidad o altas capacidades, conceptos que detallamos durante la entrevista.

MATARRANIA (M): Cuesta mucho definir y resumir tu labor porque es muy amplia y abarca varios campos. ¿Cómo defines tú el proyecto Mamá Valiente?
BEA SÁNCHEZ (BS): Es un espacio fundamentalmente dirigido a madres a las que yo llamo valientes, ‘mamá valiente’ son ellas, no soy yo porque pensar eso sería una osadía. Son valientes porque han comprendido que hay una forma diferente de hacer las cosas más respetuosa con una misma. Yo me defino como consultora de crianzas intensas porque trabajo con y para padres que tienen niños que son muy intensos, muy demandantes, y resultan agotadores porque absorben mucho en sus primeros años de infancia.

M: ¿Cómo siendo madre de 5 niños puedes sacar tiempo para atender todo, incluso estudiar de nuevo, sin perder la cabeza y la energía?
BS: La respuesta corta es que no llego a todo lo que mi cabeza querría. Pero al final me pasa como a todas, nos juzgamos por lo que no hemos hecho en lugar de por lo que sí hemos hecho, y sufrimos por ello al compararnos con lo que hacen los demás. En la comparación está el delito, y en un momento de mi maternidad me di cuenta de que para que en casa hubiera armonía era importante dedicarme tiempo a mí misma, trabajando mis áreas de interés, intentando estar descansada y disfrutar de mi propio tiempo. Así todo fluye bien.

Bea Sánchez, de Mamá Valiente

M: Crianza sin agobios, muy bonito de decir, pero difícil de cumplir. ¿Cómo se puede conseguir?
BS: 'Crianza sin agobios' es un curso dedicado fundamentalmente a la madre, no tanto a criar a los niños, porque somos los padres quienes hemos introducido el agobio en la crianza. Los niños no tienen ese agobio, somos nosotros los que tenemos la idea de que debemos tenerlo todo ahora, todo ya, tenemos que ser ejemplares en la crianza y en todo aquello en lo que nos embarquemos. Esto es frustrante porque choca con el ritmo lento de los niños. Por eso en el curso ‘Crianza sin agobios’ lo que se abarca es cómo reducir todos aquellos pensamientos que nos agobian, desde las comparaciones que mencionamos antes hasta momentos críticos de la crianza, como el ir a extraescolares, los cumpleaños, el dinero… También se tratan temas menos visibles, como el que tú te aceptes y trasciendas, que tengas una buena comunicación con tu pareja y con el niño. De esto versa el curso, que es muy extenso, así como toda la web de Mamá Valiente.

M: Hemos mencionado antes los conceptos de alta demanda, alta sensibilidad y altas capacidades. Explícanos, por favor, qué significan.
BS: La alta demanda ocupa los primeros años de la infancia, va desde los 0 a los 3 años. Son niños muy intensos y extremadamente despiertos desde que nacen, que parece que están insatisfechos con la vida, están continuamente frustrados, lloran mucho, maman constantemente, solo quieren estar con la madre… Son además impredecibles, porque un día se calman de una forma y al día siguiente ya no les funciona, y resultan agotadores para los padres.

Esto preconiza además lo que va a venir después, porque un bebé de alta demanda suele ser posteriormente un niño de alta sensibilidad, que será con toda probabilidad una Persona Altamente Sensible (PAS). Este tipo de personas representa un 18-20% de la población, y se caracteriza por responder de forma más intensa a los estímulos del mundo, tiene un cerebro más reactivo que tiende a sobreestimularse. El mundo es muy intenso para este tipo de personas, tanto en lo bueno como en lo malo. Son personas con mayor capacidad de empatía y con un mundo emocional muy rico.

Aparte, están los niños de altas capacidades intelectuales, que también son altamente sensibles y que, probablemente, hayan sido bebés de alta demanda. Son niños que tienen un potencial para llegar a destacar por encima de la media. Pero es algo que se debe trabajar, una capacidad que descubrir y fomentar. Son niños curiosos, creativos, con pensamiento divergente, con buena memoria, son perspicaces y tienen una forma de sentir y una empatía muy profunda, se preocupan por temas que no corresponden a la edad que tienen.

Libro 'Eres buena madre', de Bea Sánchez

M: ¿Cómo podemos saber si nuestro hijo responde a uno de estos perfiles? E incluso, ¿cómo sabemos si nosotras somos también Personas Altamente Sensibles?
BS: Muchos adultos descubren que son PAS a través de los hijos, cuando empiezan a notar ciertas diferencias en su hijo, que reacciona de manera más intensa a los estímulos. El padre se inquieta porque el niño reacciona ante el ruido de manera diferente incluso a sus hermanos, o ante un ambiente con muchas personas. También se puede apreciar en las respuestas emocionales que dan, que son mucho más intensas y que les lleva a realizar preguntas poco habituales a su edad. Son niños que se fijan mucho en los detalles, si te has cortado las puntas o si has cambiado la lámpara de sitio.

M: ¿Qué tipo de acciones o replanteamiento de vida recomiendas a las PAS o a los padres de NAS?
BS: En este sentido, siempre doy unos consejos básicos: tener menos, que es el minimalismo; hacer menos, que sería el minimalismo en la agenda; no hacerlo a la vez, dado que considero que la multitarea daña mucho a la mente sensible; y hacerlo con amor, que es una de mis máximas. Lo que no se ha hecho hoy es porque no tenía que hacerse, que es lo que yo he resumido en la frase ‘ni todo tú ni todo hoy’. Es algo muy importante porque las PAS tendemos a querer tener contentos a todos, a satisfacer a los demás incluso a costa de nuestra propia energía. No podemos tener a todo el mundo contento, y asumir eso es el comienzo para comenzar a cuidarnos.

M:  Mamá Valiente comenzó su andadura más bien centrada en crianza, pero también tratas otros ámbitos de la mujer. En concreto, has establecido el concepto de minimalismo mental para mujeres, ¿qué significa?
BS: He desarrollado un curso que engloba esta idea, que se llama ‘La mujer necesita menos’, y que trata el problema de las expectativas tan altas que tenemos. Hablo de minimalismo en muchos aspectos, como, por ejemplo, la presión estética que sufrimos hoy día en las redes. De hecho, el primer tema del curso se llama ‘No necesitas ver tantas mujeres’, y en el que expongo que actualmente recibimos a diario día demasiados impactos publicitarios con presencia de imagen femenina. A lo largo del día son miles de mujeres con las que nos comparamos de manera inconsciente e inevitable, y esa es una de las primeras cosas que debemos reducir siguiendo nuestro objetivo de minimalismo mental.

Libro 'Ni todo tú ni todo hoy', de Bea Sánchez

M: Hacemos recapitulación de todos los recursos que ofreces: tienes el blog, el canal de youtube, el canal de podcast Mujerdotadas, varios libros, los servicios de consultoría… ¿nos dejamos algo?
BS: Así es, en la web de Mamá Valiente tenemos el acceso a todos estos recursos. El blog fue el comienzo, y es el reflejo de la evolución de mis intereses, de los temas que analizo y quiero compartir. Después surgió la idea del canal de youtube, que es una extensión al propio blog para tratar temas que se podrían quedar cortos con el texto, que el mismo público de Mamá Valiente ya demandaba.  El canal de podcast Mujerdotadas por su parte, surgió porque empecé a ver seguidoras de Mamá Valiente que no eran madres ni tenían ninguna relación con la crianza, pero les atraía el contenido de minimalismo femenino para reducir la presión de sus expectativas laborales o intelectuales.   

En cuanto a los libros, he publicado tres. Uno de ellos es ‘Ni todo tú ni todo hoy’, que es la aplicación del minimalismo en todos los ámbitos, desde la gestión del armario a la alimentación o la agenda. Es una gestión minimalista del tiempo.

En una línea también de gestión minimalista escribí ‘Menos expectativas, más felicidad’, en esta ocasión para reducir las expectativas que tenemos hacia la pareja, los hijos, hacia nosotros mismos, que son aspectos que nos duelen demasiado si hemos volcado en ellos expectativas excesivamente altas.

Y el último libro que he publicado se titula ‘Eres buena madre’, que está enfocado en la madre, pero no trata de crianza. El subtítulo es ‘La culpa, el estrés y el miedo en la maternidad’, y trata especialmente la culpabilidad tan grande que tenemos, que a veces incluso nos sentimos culpables por sentirnos culpables, por no disfrutar de nuestra maternidad.

En cuanto a consultoría, actualmente presto el servicio de consultoría ‘Niños de altura’, enfocado a padres que tienen niños muy intensos, ya sean de alta demanda, alta sensibilidad o altas capacidades.

Sabías que…

  • Hay Personas Altamente Sensibles (PAS) y Niños Altamente Sensibles (NAS), que representan un 18-20% de la población y que responden de forma más intensa a los estímulos externos.
  • La crianza de un bebé de alta demanda, un NAS o un niño con altas capacidades puede resultar más llevadera si comprendemos cómo es realmente el niño y aceptamos su excepcionalidad.
  • Podemos implantar el minimalismo también en nuestra mente y en nuestra agenda, mediante conceptos como ‘ni todo tú ni todo hoy’ o ‘la mujer necesita menos’.
  • Es importante dedicar tiempo a nuestros propios intereses cuando somos madres, reservar un espacio para cuidarnos por dentro y por fuera, y así poder disfrutar plenamente de la maternidad, sin agobios y sin culpas.
  • La mujer necesita liberarse de muchas cargas, expectativas y culpas, comenzando por las continuas comparaciones a las que nos sometemos.
  • Mamá Valiente plantea reflexiones tan sencillas como rompedoras en su perfil de Instagram, consiguiendo una comunidad de seguidores que comparten y aportan en la búsqueda de una vida más sencilla y feliz.

Puedes descubrir más sobre Mamá Valiente en su página web y en sus perfiles de redes sociales (Instagram, YouTube).

Publicado el : 27/10/2020 12:35:09