Manteca de cacao para proteger los labios

Manteca de cacao para proteger los labios

Como anunciamos hace aproximadamente un año, hemos ido cambiando todas las formulaciones de nuestros bálsamos para sustituir la cera de abejas por manteca de karité. Pero en el caso de los bálsamos labiales descartamos esa opción, ya que el karité no resulta precisamente agradable al sabor, y al tratarse de labios buscamos una alternativa mucho más jugosa. Y la encontramos fácilmente: la manteca de cacao.

El cacao es un árbol originario de América del Sur, que siglos después se empezó a cultivar también en algunos países de África, Asia y Oceanía. Su fruto es una vaina de tamaño grande, carnosa y ovalada, que contiene dentro entre 30 y 40 semillas o habas de cacao. Del haba se obtienen diferentes elementos: con la pulpa se preparan infusiones; con el fruto machacado se obtiene el polvo del cacao, principal ingrediente del chocolate; y con el aceite que se extrae al obtener el polvo se obtiene una manteca, usada tanto en alimentación como en cosmética.

Esta manteca es por tanto la grasa que se extrae al presionar el haba del cacao. Es una grasa vegetal muy saludable de color amarillento, y tiene un ligero sabor a chocolate. También se la conoce como aceite de julri o aceite de theobroma y, como siempre, es muy importante su origen y forma de extracción para poder asegurar su calidad y salubridad. La manteca que utilizamos en nuestros bálsamos es virgen, sin refinar y ecológica.

La manteca de cacao ha sido usada durante siglos en el cuidado de la piel. Tiene grandes propiedades humectantes, por lo que retine la humedad en la piel y es un excelente agente hidratante. Por ello forma parte de lociones, cremas, jabones y, fundamentalmente, bálsamos labiales. Tan habitual es este uso que a este tipo de bálsamo se les denomina popularmente como cacao de labios.

Es una fuente de vitamina E y antioxidantes polifenólicos y flavonoides, lo que lo convierten en un gran protector y regenerador. El uso continuado de la manteca de cacao en la piel refuerza la producción de colágeno y elastina, manteniendo la piel permanentemente hidratada y flexible. Ejerce además un efecto calmante y de alivio para la irritación y sequedad de la piel, siendo perfecta para los labios que están continuamente expuestos y dañados por múltiples factores externos.

Los Bálsamos labiales 100% BIO de MATARRANIA combinan estas fabulosas propiedades con las de otros ingredientes igual de excepcionales: aceites vegetales nutritivos, protectores y emolientes como el de oliva virgen extra, el de girasol, el de almendras dulces y el de coco; a eso se le añaden las notas aromáticas y estimulantes de los aceites esencialescanela y clavo para una sensación cálida o menta para una sensación refrescante.

Aparte de sus beneficios sobre la piel, la manteca de cacao ha aportado a las nuevas fórmulas una textura más cremosa y fundente, dejando una sensación sedosa al aplicarla y un agradable sabor que, aun prevaleciendo los aceites esenciales, deja patente la nueva presencia del cacao. Un nuevo placer para los labios y para los sentidos, manteniendo una fórmula 100% segura para el organismo. 

Publicado el : 21/05/2019 10:00:00