La rosa, un ingrediente poderoso para la piel

La rosa, un ingrediente poderoso para la piel

La rosa es una de las flores más universales, apreciadas y bellas. Y esa posición se la ha ganado sin entrar en valoración lo beneficiosa que resulta para el cuidado de la piel. Por sus propiedades calmantes, rejuvenecedoras y regeneradoras, es realmente la reina de la belleza, tanto por la suya propia como por la que genera con su uso.

Uno de los secretos de belleza más antiguos

Desde la antigüedad, la rosa ha sido símbolo del romanticismo y el amor, pero también ha jugado un gran papel en el cuidado de la piel y de la salud, así como en el ámbito de la perfumería, por sus grandes propiedades medicinales y aromáticas. Griegos y romanos ya la utilizaban en sus bálsamos de belleza.

Hay constancia de la presencia del agua de rosas en el tocador de Cleopatra y de María Antonieta. Entre los legados antiguos, encontramos su mención como planta curativa; Plinio detalló más de treinta trastornos que podrían tratarse con remedios preparados a base de agua; Avicena utilizaba el agua de rosas como protagonista en muchos de sus ungüentos.

A pesar de su popularidad, no fue hasta el siglo XIX cuando se empezó a cultivar de forma masiva, momento en que empezaron a crearse nuevas especies combinando las ya conocidas en Europa con las que se empezaron a importar de Asia. La emperatriz Josefina, apasionada de esta flor, reunió en su palacio una colección de más de 650 rosales, multiplicándose su cultivo desde entonces.

Tipos de rosas

El número de especies actualmente ronda las cien, la mayoría originarias de Asia y un reducido número de Europa, Norteamérica y África noroccidental. Entre ellas, en cosmética destaca el uso de los siguientes tipos de rosa:

Rosa centifolia, rosa de Provenza o rosa de mayo, especie creada en Holanda pero cultivada hoy día principalmente en Francia. Es muy usada en la elaboración de perfumes, por su fragancia clara y dulce.

Rosa de Damasco, damascena o de Castilla, que se cree originaria de Damasco (Siria) y cultivada principalmente en Bulgaria y Turquía. Tiene un perfume suave, y es principalmente usada para la elaboración de aceite y agua de rosas.

Rosa canina o rosal silvestre, nativo de Europa y actualmente presente de forma silvestre en todo el mundo. Se usa principalmente a nivel medicinal, y de sus escaramujos (frutos) se obtiene habitualmente el aceite de rosa mosqueta.

¿Qué es entonces la rosa mosqueta?

Para su uso en cosmética, se aprovechan todas las partes de la rosa, tanto los pétalos como las hojas y los frutos. Para el agua de rosas se utilizan los pétalos; para los extractos oleosos se utilizan también pétalos y, en ocasiones, las hojas. Es en el aceite de rosa mosqueta donde se utilizan los frutos.

La rosa mosqueta no es realmente un tipo de rosa. Existe una rosa moschata, que puede interpretarse erróneamente como rosa mosqueta. Pero la denominación auténtica de ‘rosa mosqueta’ hace referencia al aceite que se extrae de los frutos de determinadas rosas, conocidos como escaramujos. Los escaramujos no son exclusivos de un solo tipo de rosa, sino que pueden recogerse principalmente de tres variedades diferentes: rosa canina, rosa rubiginosa y rosa moschata. En este post anterior, hablamos en detalle de la rosa mosqueta y de las distintas sustancias que se pueden extraer de la rosa.

Propiedades sobre la piel

Los beneficios y propiedades de la rosa son casi infinitos. Contiene gran cantidad de componentes antioxidantes, como las vitaminas -A, B5, E, F y C-, flavonoides, polifenoles y ácidos oleico, linoleico y málico. 

Por esta composición tan rica, prácticamente todas las especies comparten las siguientes propiedades

  • Antiinflamatoria: descongestiona la piel y elimina signos de fatiga y cansancio.

  • Antioxidante: protege la piel contra los radicales libres, causantes del envejecimiento celular. Es muy eficaz para tratar las líneas de expresión.

  • Cicatrizante y regenerante: atenúa cicatrices, estrías, marcas y manchas de la piel.

  • Antibacteriana y antiséptica: actúa contra impurezas, por lo que está muy indicada en pieles con acné.

  • Purificante y astringente: propiedades también muy indicadas en casos de pieles grasas y con acné.

  • Calmante: calma irritaciones, suaviza la piel y reduce las rojeces.

  • Hidratante y tonificante: aporta confort y equilibrio a la piel, evitando la sequedad.

Su uso, por tanto, está indicado para el tratamiento de muchas afecciones cutáneas: dermatitis, cuperosis, rotura capilar, acné, quemaduras, eccemas… En el cuidado facial, está recomendada para todo tipo de pieles, ya sea madura, acnéica o sensible, otorgándole flexibilidad, luminosidad y una sensación suave y confortable

La rosa en la cosmética de MATARRANIA

Como con cualquier ingrediente poderoso por su propia composición, la eficacia de la rosa se verá potenciada si su origen es ecológico y lo más puro posible. Aceites de primera presión en frío, aceites esenciales puros, hidrolatos no mezclados ni diluidos en agua o en alcohol… La cosmética 100% ecológica de MATARRANIA garantiza una presencia pura de la rosa, y en el cuidado facial nos propone productos poderosos y altamente eficaces:

Tónico suave de rosas 100% BIO = contiene hidrolato de rosa damascena, nada más. Un hidrolato puro y tremendamente efectivo para equilibrar la piel tras la limpieza, restaurar el pH, suavizar la sequedad, calmar rojeces, descongestionar y preparar la piel para el tratamiento nutritivo.

Loción limpiadora y desmaquillante 100% BIO = un bifásico mitad hidrolato de rosa damascena y mitad aceites vegetales de primera presión en frío. la combinación es prodigiosa, ya que el hidrolato calma, descongestiona y oxigena la piel, y la combinación de aceites limpia la piel en profundidad, nutriéndola a su vez.

Serum facial regenerador y reafirmante 100% BIO = contiene un 23% de aceite de rosa mosqueta. Junto al resto de aceites vegetales y esenciales, ejerce un efecto reafirmante y atenuador de arrugas, aportando una nutrición profunda, flexibilidad y luminosidad.

Aceite de rosa mosqueta enriquecido 100% BIO = contiene un 95% de aceite de rosa mosqueta y un 5% de aceite de oliva virgen extra. Es el serum perfecto para pieles sensibles, para tratamiento de marcas de acné y manchas de la piel. Al contener aceite de oliva, tiene un olor agradable y mayor suavidad.

Colección Rosa Esencial MATARRANIA, cuidado facial

Publicado el : 12/01/2021 19:30:00

Entradas relacionadas