Ingredientes potencialmente tóxicos a evitar en cosmética

Ingredientes potencialmente tóxicos a evitar en cosmética

La cosmética bio de MATARRANIA está elaborada solo con ingredientes 100% naturales y ecológicos, libre por tanto de cualquier sustancia química sintética, aunque ésta sea inocua para el organismo. Creemos que la naturaleza nos ofrece todo lo que necesitamos para cuidar la piel, por lo que teniendo recursos en ella no vemos necesario recurrir a esas sustancias que no son afines a la piel y no aportan tantos beneficios como las plantas y sus numerosas propiedades.

Hay, además, determinados ingredientes que por su origen y composición pueden resultar muy perjudiciales tanto para el organismo como para el medio ambiente. En los últimos años se han ido retirando del mercado algunas sustancias que se ha demostrado que resultan carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción. Pero aún quedan muchas de ellas por estudiar y retirar, por lo que recomendamos analizar siempre el INCI de los productos que usamos y conocer bien el origen de las sustancias presentes para valorar si queremos aplicarlos o no sobre nuestra piel y nuestro organismo. 

A continuación, presentamos un listado de ingredientes potencialmente peligrosos para la salud y el medio ambiente. Es una lista que va evolucionando con el tiempo, ya que algunos ingredientes ya han sido prohibidos para su uso en cosmética, y otros están en estudio.

Aceites minerales

Derivados del petróleo, se utilizan para mejorar la textura de las cremas de tal forma que resulte agradable ponerlas sobre la piel. Son habituales en productos capilares, lociones after save, desodorantes, productos bucales, aceites corporales...
Cubren la piel como si fuera una envoltura de plástico provocando la obstrucción de los poros. Interfieren con la capacidad de la piel para eliminar toxinas promoviendo el acné y ocasionando muchos otros trastornos. Bloquean la respiración de las células, extraen la humedad de la piel y la sacan a la epidermis de manera que ésta aparece brillante e hidratada. Pero sólo aparentemente porque, en realidad, a causa de esa capa plástica que la recubre, la piel queda incapacitada para cumplir con sus funciones de defensa, dando lugar al envejecimiento prematuro. Al dejar de usarlos, la piel está más reseca que antes y parece adicta.
INCI: Paraffinum, Paraffinum liquidum, Petroleum, Petrolatum, Cera microcristalina, Ozokerite, Ceresin y Vaselina. Destaca especialmente el Glicol Propileno.

Agentes nitrosantes

Pueden causar la contaminación de Nitrosamina, que provoca cáncer en animales de laboratorio. Hay una gran y reiterada preocupación en los EE.UU. y Europa sobre la contaminación que ocasionan los productos cosméticos que contienen Nitrosaminas.
INCI: 2-bromo-2-nitropropano-1,3-diol, Cocoyl Sarcosine, DEA compuestos, Imidazolidinil Urea, Formaldehído, Hidrolizado de proteínas animales, Laurilsulfato Sarcosine, MEA compuestos, Quaternium-7, 15, 31, 60, etc., Lauril sulfato de Sodio, Lauril sulfato de Amonio, Laureth sulfato de Sodio, Laureth sulfato de Amonio, Sodio Metil Cocoyl Taubate, TEA compuestos.

Aluminio

Es otro elemento sobre el que también hay sospechas fundadas acerca de su toxicidad. De hecho, se han realizado numerosos estudios, algunos de ellos incluso por la Organización Mundial de la Salud, sobre la relación entre el aluminio y el Alzheimer (en las autopsias realizadas a pacientes que padecían esa enfermedad se encontraron en sus cerebros grandes concentraciones de aluminio). Además, gracias a esas investigaciones se sabe que el aluminio puede unirse al ADN y modificar su estructura así como alterar la actividad de los genes. Y su absorción se produce tanto por vía oral como a través de la piel. Se usa en cosméticos, pintalabios, desodorantes, antitranspirantes, etc.
INCI: Aluminium Chlorohydrate (Clorhidrato de Aluminio), Aluminium Lactate (Lactato de Aluminio), Aluminium Tristearate.

Aminas (compuestos de amoniaco)

Se utilizan como agentes espumantes, estabilizadores de síntesis y para ajustar el pH de los cosméticos. También se utilizan mucho en los ácidos grasos para convertir a los ácidos en sal (magnesio), que luego se convierte en la base de un detergente o agente limpiador. Pueden formar Nitrosaminas perjudiciales cuando entran en contacto con nitratos. Pueden causar reacciones alérgicas, irritación de los ojos y sequedad de la piel y el cabello. Las aminas reaccionan con los agentes Nitrosantes para formar Nitrosaminas, que son cancerígenas. Estas sustancias ya están restringidas en Europa debido a los efectos carcinógenos conocidos.
INCI: DEA, TEA, MEA.

Fenoles

Son alcoholes que se producen mediante la oxidación parcial del Benceno, lo cual los convierte en ingredientes tóxicos que pueden afectar al sistema nervioso central, al corazón, al hígado, al riñón y a la piel. Se utilizan como desinfectantes en el ámbito de la medicina y como conservantes en la industria de la cosmética.
INCI: Nitrophenol, Phenolphthalein o Chlorophenol.

Ftlatos

Son sustancias disolventes y suavizantes usadas como plastificantes en el PVC flexible o en los cosméticos como cremas, esmaltes de uñas, perfumes, lacas de pelo y desodorantes. El Parlamento Europeo prohibió su uso en la fabricación de juguetes que puedan meterse en la boca y en artículos de puericultura, ya que se les relaciona con daños en los sistemas reproductor y endocrino, incluidos desarrollo genital anormal en varones, disminución de la concentración de espermatozoides e infertilidad, así como con un aumento del riesgo de padecer asma y cáncer.
INCI: Butilbenzilftalato (BBP), Dibutilftalato (DBP), Dietilhexiloftalato (DEHP), Diisodeciloftalato (DIDP), Diisononilftalato (DINP), Dinoctilftalato (DNOP).  

Liberadores de formaldehídos o ureas 

Se trata de unos de los conservantes más utilizados por ser potentes antimicóticos (evita la aparición de moho y hongos). Son altamente cancerígenos por inhalación. Además, exponerse a ellos puede causar dolores articulares, de cabeza o de pecho así como alergia, irritación y envejecimiento prematuro de la piel, daño en las membranas celulares y malformaciones en los fetos. Son una causa primaria de la dermatitis de contacto. Su uso está prohibido en cosmética, pero como son conservantes muy baratos y efectivos, la industria se las ha ingeniado para crear sustancias que directamente no se pueden considerar formaldehídos, pero que los liberan.
INCI: Llevan las letras DM delante: DMDM Hydantoin (DM Hidantoína), Imidazolinydyl Urea, Dimethyl Oxazolidine, Hidroximetil-Glicinato de Sodio, Armilacetato o Alkifenol.

Siliconas y derivados

Son oclusivos, es decir, tapan como lo haría una envoltura de plástico. En el caso del cabello, forman una película que lo enmascara, le aportan peso restándole volumen, evitan que el cabello absorba correctamente la hidratación extra que le aportamos con aceites y mascarillas y obstruyen la raíz creando más grasa, incluso caspa a la larga. En el caso de la piel, taponan los poros evitando que la piel respire y pueden provocar granitos e imperfecciones.
INCI: Dimethicone, Cyclomethicone, Vinil Dimethicone Crosspolymer, Cyclotetra, penta o hexa -xiloxane, cetyl dimethicone colpolyol y en general todo lo que termine en –ethicone y –oxane.

Mercurio

Metal pesado de elevada toxicidad, a pesar de lo cual a la industria cosmética se le permite utilizarlo como conservante en productos de maquillaje y desmaquillaje de los ojos siempre que su concentración máxima sea del 0,007%.
INCI: Tiosalicilato de Etilmercurio.

Perfumes sintéticos

Están compuestos por cientos de sustancias químicas como el Tolueno, Cloruro de Metileno, etc. La observación clínica demuestra que las fragancias pueden afectar el sistema nervioso central causando depresión, hiperactividad, e irritabilidad. Además, son peligrosos porque la mayoría de ellos contiene Ftalatos. Son perturbadores endocrinos que imitan a las hormonas, pueden alterar el desarrollo genital y son sospechosos de causar cáncer.
INCI: Acetyl Hexametyl causa daños nerviosos y Bromocinnamal es irritante. Conviene evitar los productos que incluyen fragancias en la lista de ingredientes, salvo que sean derivadas de aceites esenciales, o buscar una etiqueta libre de Ftalatos.

Protectores solares químicos

En cosmética es un problema encontrar sustancias que protejan de los rayos solares dañinos. Al principio se utilizaban filtros minerales a base de óxido de titanio o de zinc, como el Zincoxid o el Titaniumdioxid. Pero dado su elevado precio, éstos se han ido reemplazando por otros filtros que se ha demostrado que alteran la actividad endocrina y pueden causar alergias, así como cáncer. Son aditivos que no sólo aparecen en productos solares, sino también en todo tipo de cremas, incluso en tratamientos con retinol.  ¿Y por qué? Pues porque dichas cremas o tratamientos contienen sustancias irritantes, de ahí que se vean obligados a agregar filtros solares, para impedir que la piel microscópicamente irritada se manche por el sol. 
INCI: Oxybenzone, Benzophenone, Methoxydibenzoylmethane o Dibenzoylmethane

Tensioactivos aniónicos

Aniónicos se refiere a la carga negativa de los Tensioactivos. Pueden estar contaminados con Nitrosaminas que son cancerígenas. Se utilizan en detergentes para autos, limpiadores de piso y garaje, desengrasantes de motor y en el 90% de los productos para el cuidado personal que hacen espuma. Pueden plantear graves amenazas para la salud. Entre ellos están los conocidos sulfatos.
INCI: Lauril Sulfato de Sodio (SLS), Laureth Sulfato de Sodio (SLES), Lauryl Aulfato de Amonio (ALS), Laureth Sulfato de Amonio (ALES), Sodio Metil Cocoyl Taubate, Sodio Lauroyl Sarcosinate, Sodio Cocoyl Sarcosinate, Potasio Coco hidrolizadas de Colágeno, TEA (Trietanolamina) Lauril Sulfato, TEA (Trietanolamina) Laureth Sulfato, Laurilsulfato o Cocoyl Sarcosine, Disodio Oleamide Sulfosuccinate, Disódico Laureth Sulfosuccinate, Disodio Dioctyl Sulfosuccinate.

Tensioactivos etoxilados

Son muy utilizados en productos cosméticos como agentes espumantes, emulsionantes y humectantes. Como parte del proceso de fabricación del producto se genera un químico tóxico, el 1,4-dioxano, un potente carcinógeno.
INCI:  PEG, Polietileno, Polietilenglicol, Polioxietilenado, el sufijo -eth, el sufijo -oxynol.

¿Cómo reconocer estos ingredientes en un INCI?

Es muy difícil retener todos estos nombres técnicos e ir a comprar con una lista en mano para analizar todos los ingredientes de cada producto. Nuestros INCI son muy claros y sencillos, pero los hay de más de 20 sustancias, y su análisis se hace pesado. Para ello tenemos la suerte de contar con herramientas que nos ayudan en este proceso, simplificando la búsqueda por nosotros. Como por ejemplo la aplicación para móvil Ingred, sencilla y en español, que con solo una foto del INCI te indica los ingredientes potencialmente peligrosos.

Además, contamos con buscadores online si queremos averiguar más sobre un ingrediente concreto, como EWG’s skin deep (en inglés), La verité sur les cosmetiques, (en francés e inglés) o Biodizionario (en italiano).

Publicado el : 20/08/2019 11:00:00