Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
¡Bienvenida!

Fragancias y aceites esenciales en cosmética natural: beneficios, precauciones y normativa

¿De qué está hecha una fragancia?

Según la IFRA (International Fragance Association), “una fragancia es una mezcla química que tiene un olor, que además abarca valor cultural, histórico, social, económico y emocional” Fragancia, Perfume y Aroma tienen significados muy similares con sutiles diferencias.

Las fragancias se obtienen de sustancias o mezclas de sustancias de origen natural o de origen sintético. Las de origen natural provienen principalmente de los aceites esenciales, que es precisamente uno de los principales principios activos que se usan en la cosmética ecológica.

¿Qué son los aceites esenciales?

Un aceite esencial es una compleja combinación de moléculas aromáticas; es un compuesto químico que segregan algunas plantas de forma natural para protegerse de bacterias, virus, insectos o depredadores, o para atraer polinizadores.

Tienen múltiples beneficios demostrados para la salud y para el cuidado de la piel, pero también deben usarse con cautela tanto por vía interna (en aromaterapia) como en vía externa (en la formulación de cosméticos).

Beneficios de los aceites esenciales en cosmética

La acción terapéutica o cosmética de un aceite esencial depende de su composición. Cada tipo de molécula aromática que lo compone tiene unas propiedades concretas (extraído de “Naturalmemte esencial, Francisco Carbonnel”):

Ácidos: anti-inflamatorios (acido geránico, ácido canfolénico…)

Alcoholes:

- Monoterpénicos: anti-infecciosos y neurotónicos. (linalool, terpineol…)

- Sesquiterpénicos: inmunoestabilizantes (santalol, viridiflorol…)

- Diterpénicos: regulación hormonal (esclareol, manool…)

Aldehidos:

- Terpénicos: anti-inflamatorios y calmantes del sistema nervioso (citral, citronelal…)

- Aromáticos anti-infecciosos, pero muy irritantes sobre la piel (aldehido cinámico…)

Cetonas: regenerante y cicatrizante del tejido cutáneo pero tóxico por vía interna (mentona, alcanfor, tuyona…)

Cumarinas: sedante nervioso, anti-coagulante (cumarina, bergapteno…)

Esteres: antiespasmódicos (benzoato de bencilo, salicilato metilo…)

Eteres: tóxicos a ciertas dosis, sedantes (safrol, apiol…)

Fenoles: anti-infeccioso, pero irritante y hepatotóxico (timol, eugenol…)

Embarazo cosmética ecológica

Precauciones de los aceites esenciales

Para que puedas aprovechar las ventajas de los aceites esenciales, es importante que conozcas también sus riesgos:

- La mayoría deben diluirse. Los aceites esenciales son sustancias muy concentradas que en su mayoría no pueden usarse directamente sobre la piel y deben ser diluidas en grasas (aceites, ceras y mantecas) u alcoholes, ya que no son solubles en agua.

- Algunos son fotosensibles, es decir, pueden provocar manchas en la piel si se expone al sol, como son los aceites esenciales de cítricos.

- Algunos deben evitarse durante el embarazo, por contener Fito-hormonas (como la salvia) o provocar o aumentar el flujo menstrual (como la canela)

- En dosis inadecuadas, los componentes de algunos aceites esenciales son gravemente perjudiciales para la salud, como las tuyonas o el safrol.

- Contienen alérgenos, substancias que pueden provocar alergias a algunas personas.

Regulación sobre el uso de aceites esenciales

Directrices de la IFRA, International Fragance Association.

“En 1973, la industria mundial de las fragancias se unió para formar una nueva asociación internacional. Su misión: representar los intereses colectivos de la industria y promover el uso y disfrute seguro de las fragancias en todo el mundo.” Ese es el objetivo con el que nace la IFRA, la International Fragance Association. Casi medio siglo después, la Asociación Internacional de Fragancias (IFRA) reúne a siete empresas multinacionales y 23 asociaciones nacionales en 24 países de cuatro regiones: Asia/Pacífico, Europa y América.

Las empresas que fabricamos cosméticos debemos respetar unos códigos de seguridad en base a varios estándares, sobretodo los relativos al Reglamento 1223/2009 sobre Productos cosméticos y sus modificaciones. También debemos respetar las directrices del Comité científico del IFRA en el uso de fragancias. Así, la IFRA define qué fragancias pueden usarse y en qué cantidades, estableciendo un límite de seguridad para la salud, según tipos de formulaciones. El 30 de junio de 2023 se aprobó la 51 enmienda de los estándares. Cada año se actualizan.

Así, se establecen 10 categorías para cada tipo de producto acabado y unos límites de uso en cada categoría.

También se establecen unos límites de uso para cada categoría. Para el aceite esencial de Ylang-ylang, por ejemplo, se establecen los siguientes límites para cada tipo de producto acabado:

Además de las directrices del IFRA para las formulaciones, en el etiquetado de los cosméticos deben identificarse los componentes alérgenos de las fragancias desde 1999, con el objetivo de identificar los compuestos a los que se puede experimentar una reacción alérgica.

Novedades en el reglamento de alérgenos

El Reglamento (UE) 2023/1545 que la Comisión Europea publicó el pasado 26 de julio 2023 modifica el etiquetado de los alérgenos de fragancias del Reglamento 1223/2009. Como resultado, tras la ampliación del listado, los alérgenos de obligada declaración en etiquetas son 81 ingredientes. Es decir, a las 26 sustancias anteriores se les han sumado 55 de nuevas.

Estos alérgenos se deben listar en el INCI (la lista cualitativa de ingredientes de un cosmético) si su presencia es igual o mayor al 0.001% en productos cosméticos que no se enjuagan (como lociones corporales o cremas faciales) o igual o mayor al 0.01% si el producto se aclara tras su aplicación (como gel de ducha o champú). Se suelen marcar con dos asteriscos si provienen de los aceites esenciales.

Desde julio 2023 se dispone de un periodo de 3 años, hasta 2026, para rediseñar y adaptar las etiquetas de los productos cosméticos de acuerdo con los nuevos alérgenos cosméticos. El plazo límite para retirar del mercado todos aquellos productos que no cumplan con las etiquetas según los cambios en el reglamento es 2028.

Matarrania, desde las fragancias hasta los alérgenos

Las únicas fragancias que utilizamos en nuestra cosmética ecológica provienen de los aceites esenciales, es decir, son naturales y no sintéticas.

Apostamos por el uso de aceites esenciales en nuestras fórmulas de cuidado natural de la piel porque ofrecen muchos beneficios y sus efectos son evidentes. Todos son ecológicos, es decir, cultivados según las normas de la agricultura ecológica certificada, que evita contaminación de aguas, tierra, atmósfera, y protege la salud de las personas, a diferencia de la agricultura convencional intensiva. Los utilizamos, junto con los aceites vegetales, mantecas, hidrolatos y extractos vegetales, en altas concentraciones, para que nuestra cosmética sea lo más efectiva posible.

Respetamos las normas de seguridad en el uso de los aceites esenciales para ofrecer cosméticos seguros para la salud.

Además, en el nuevo packaging ya se muestran los alérgenos del nuevo reglamento, aumentando significativamente la lista de alérgenos declarables.

No nos hace mucha ilusión esa lista, la verdad, ya que dificulta vuestra comprensión y puede llevar a desconfianza, al ver tantos alérgenos potenciales, pero es lo que debemos hacer para cumplir con la normativa y ser transparentes en la información que ofrecemos. En estos 16 años de Matarrania, ofreciendo cosmética repleta de aceites esenciales, en muy contadas ocasiones los aceites esenciales han provocado reacciones dermatológicas adversas, y siempre en personas con una sensibilidad elevada a algunos componentes.

En Matarrania decidimos apostar por una cosmética natural, ecológica y muy eficaz, y por ello apostamos por el uso de los aceites esenciales, aunque ello implique una lista de ingredientes más compleja.

Ajustes

Compartir

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse