Diez cosas que deberías saber sobre los jabones

Diez cosas que deberías saber sobre los jabones

Los jabones sólidos son una herramienta maravillosa para cuidar la piel. Es un elemento tradicional que ha funcionado durante siglos, cuando todavía no había ingredientes químicos ni tóxicos, sino solo lo que la naturaleza proveía. Ya los fenicios lo fabricaban con sosa cáustica y aceite de oliva, una receta que permanece entre nosotros, miles de años más tarde.

Los geles sólidos 100% BIO de MATARRANIA están elaborados así, con una base de sosa cáustica y aceite de oliva virgen extra ecológico, a lo que se añaden otros aceites vegetales o esenciales según la variante. Esa base, sin misterio alguno, es realmente la clave del éxito y de su pureza. Limpia la piel de forma eficaz pero suave, respetando el manto lipídico de la piel.

El lavarse con un jabón sólido no es por tanto una moda, es una forma de rescatar las fórmulas tradicionales exitosas a la par que respetuosas, tanto con el organismo como con el medio ambiente. Pero sabemos que generan ciertas dudas, por lo que hoy queremos hacer hincapié en ellas y mostrar la gran ventaja de utilizar un jabón tan puro como los de MATARRANIA.

¿Es preferible jabón líquido o jabón sólido?
Para nosotras sin duda sólido y ecológico. El jabón sólido bio es el producto de limpieza más ecológico del mercado. Al no llevar envase, contribuimos a reducir el nivel de basura plástica; sus ingredientes son naturales y por tanto no contaminan las aguas; como son compactos cunden mucho, suponiendo un ahorro también en coste y transporte. Las ventajas hablan por sí solas, y una vez que lo pruebas vences los temores de la incomodidad y descubres lo sencillo y natural que es su uso.

¿Qué es un jabón sintético?
Denominamos que algo es sintético cuando ha sido producido mediante un proceso químico, sin proceder de una sustancia natural ya existente. Un jabón sintético es aquel que es elaborado a partir de ingredientes sintéticos, creados en un laboratorio.

¿Qué es un tensioactivo?
Un tensioactivo o surfactante es un detergente, un agente limpiador que ayuda a eliminar suciedad, ya sea en la piel, en la ropa o en la vajilla. Un tensioactivo de por sí no no tiene por qué ser perjudicial, ya que hay tensioactivos naturales respetuosos con la piel, no tóxicos y biodegradables, como la sosa cáustica que usamos en MATARRANIA. Sobre este tema de tensioactivos nos gusta mucho el post de la tienda Verum Natura, que os recomendamos leer si queréis conocer más detalles.

¿Por qué no son buenos los sulfatos?
Los sulfatos son un tipo de tensioactivos sintéticos muy agresivos para la piel. Los más comunes son el SLS (Sodium Lauryl Sulfate) y el SLES (Sodium Lauret Sulfate), por su bajo coste. Estos limpiadores eliminan la suciedad pero también arrastran nuestro manto lipídico, que es la capa de grasa natural que protege nuestra piel. Al eliminarla, la piel se queda indefensa, pudiendo irritarse e incluso volverse reactiva, generando dermatitis.

¿Es peligrosa la sosa cáustica para la piel?
La sosa cáustica o hidróxido de sodio es un elemento indispensable para elaborar un jabón. Su uso directo sí exige tomar una serie de precauciones debido a que es muy corrosivo, pero una vez elaborada la fórmula no entraña ningún peligro para la piel. La sosa desaparece siempre que el jabón esté sobresaturado, que suele ser en todas las formulaciones cosméticas que encontramos en el mercado, que si dañasen la piel no podrían comercializarse. Aún así, hay que tener evitar el contacto del agua jabonosa con los ojos.

¿Por qué es importante que no lleven aceite de palma?
El aceite de palma es muy utilizado en la elaboración de jabones, ya que es muy rico en ácidos grasos saturados y aporta textura, untuosidad, espuma. Facilita la aplicación del producto, pero no aporta propiedades beneficiosas a la piel, como pueden hacer otros aceites como el de oliva, almendras dulces, argán, onagra… Su uso en cosmética no entraña ningún riesgo para el organismo, como sí ocurre cuando se usa en alimentación. Pero en MATARRANIA no lo usamos porque, aparte de su nulo beneficio a la piel, la producción de este aceite tiene un gran coste medioambiental. Las plantaciones de palma se han expandido por todos los continentes al ser de bajo coste, destruyendo bosques y por tanto los hábitats naturales de muchas especies, entre ellas el orangután, el tigre de Sumatra y el elefante asiático. Además, su producción emite grandes cantidades de CO2 a la atmósfera y los pesticidas que se utilizan contaminan la tierra. Por ello, en 2017 el Parlamento Europeo identificó en un informe al aceite de palma como una de las principales causas de desforestación.

¿Jabón artesanal y natural es lo mismo?
No, un jabón puede ser artesanal y contener ingredientes que no sean naturales. Y un jabón que se autodenomina natural puede tener un porcentaje de ingrediente natural, y algún que otro ingrediente sintético (y poco recomendable). Por tanto cuando busques algo realmente natural, de alta calidad y hecho a mano, si tu preferencia es lo artesanal, fíjate muy bien en la lista de ingredientes. Nuestros jabones son 100% naturales, 100% ecológicos y están hechos artesanalmente en nuestro laboratorio de Peñarroya de Tastavins. Si vienes a visitarnos seguro que nos encuentras con una buena remesa de jabones en proceso...

¿Por qué no es bueno lavarse en exceso?
La piel, como decíamos, tiene una barrera grasa de protección natural. Por muy natural que sea el agente limpiador que utilicemos, lavar la piel en exceso puede debilitar esta barrera, o incluso eliminarla como hemos visto en el caso de los sulfatos. Es aconsejable lavar una o dos veces al día, como máximo.

¿Cómo se utiliza el jabón sólido? ¿Es más incómodo que el gel líquido?
Es común el pensamiento de que su uso es más complicado que el del líquido, y no es así. Solo hay que mojar la pastilla de jabón y frotarla directamente sobre el cuerpo o bien sobre el elemento que usemos para lavarnos (esponja, manopla, muselina, cepillo…). Hace espuma de forma rápida y abundante, por lo que, aunque la espuma no es sinónimo de limpieza, sí facilita la aplicación y provoca mayor bienestar. Es importante, una vez acabemos de usarlo, dejarlo sobre una jabonera con rejilla o agujeritos para que el jabón se seque entre usos. Si se queda húmedo o sobre una base mojada se irá reblandeciendo y se desperdiciará.

¿Qué tienen de especial los jabones sólidos bio de MATARRANIA?
Siguiendo las preguntas tratadas anteriormente, tienen todo lo bueno y nada de malo.

- Son biodegradables, no contaminan las aguas.
- No llevan envases plásticos y cunden mucho, por lo que se reduce el impacto medioambiental.
- Son 100% naturales, con ingredientes que nacen de la tierra, y además son 100% ecológicos, por lo que esos ingredientes no han sido tratados con pesticidas y son de la más alta calidad.
- Contienen un tensioactivo natural que proporciona una limpieza suave sin resecar ni agredir la piel, manteniendo su función barrera natural.
- No contienen aceite de palma, ya que la cosmética de MATARRANIA apuesta por ingredientes respetuosos con la piel y con el medio ambiente.
- Se elaboran de forma artesanal en el laboratorio de MATARRANIA en Peñarroya de Tastavins.
- Son cómodos de usar, producen buena espuma y además un aroma inconfundiblemente mediterráneo, gracias a los aceites vegetales y esenciales utilizados en nuestras distintas fórmulas:

MOUSSE DE JABÓN NEUTRO. Para pieles sensibles y delicadas, solo con aceite de oliva.

BUENOS DÍAS. Estimulante y enérgico gracias a la menta y al pomelo.

BUENAS NOCHES. Relajante y sugerente debido a la lavanda y el pachulí.

Publicado el : 16/04/2019 12:00:00