Cuidado de la piel sensible en tiempos de mascarilla

Cuidado de la piel sensible en tiempos de mascarilla

Cada invierno la piel se resiente por las condiciones climáticas. El frío, el viento y la humedad son agresiones constantes y directas sobre la piel que, si no está debidamente protegida, puede sufrir un desequilibrio en su sistema de defensa natural y padecer sequedad, erupciones e incluso grietas. Si a eso le sumamos un factor extra, como es la mascarilla, las consecuencias pueden ser más graves, por lo que la protección debe ser mayor.

¿Por qué la mascarilla daña mi piel?

La mascarilla es un elemento de protección fundamental ante la actual situación de pandemia por el COVID19. Pero eso no la exime de provocar ciertas consecuencias negativas para la piel, debido a su uso prolongado. Ejerce sobre nuestro rostro un efecto pantalla que impide que la piel respire debidamente. Crea un ambiente con condiciones claramente adversas: menos cantidad de oxígeno, mayor cantidad de CO2 y mayor nivel de humedad y temperatura.

Esto provoca que no haya una correcta transpiración, condensándose la humedad provocada por el aliento. A su vez, esa humedad genera más calor y produce sudor en muchos casos, por lo que los poros acaban más taponados y más sucios. Esa oclusión tiene como resultado piel enrojecida, aparición de dermatitis, eccemas, rosácea, acné… La barrera hidrolipídica de la piel se ve afectada en todas las pieles, pero especialmente en aquellas que de por sí la tienen ya debilitada, como las pieles sensibles o atópicas.

Piel limpia y protegida con cosmética bio

Es primordial, más que nunca, mantener una buena rutina de limpieza y nutrición que asegure que la piel queda protegida ante el uso de la mascarilla. La opción más segura y eficaz para fortalecer la barrera de defensa de la piel es utilizar ingredientes afines a esta, que nutran en profundidad, sin efecto oclusivo y que además calmen las posibles reacciones del rostro.

Dentro de la gama de cosmética BIO de MATARRANIA, tenemos productos perfectos para cumplir esta función, con ingredientes suaves y respetuosos que además contienen propiedades antioxidantes, protectoras y calmantes.

Loción limpiadora y desmaquillante 100% BIO

Sabemos que este producto es un desmaquillante de 10 para rostro y ojos, incluso para maquillaje waterproof. Pero es también la solución perfecta para la piel sin maquillar, ya que realiza una limpieza profunda gracias a la combinación de sus ingredientes. Las moléculas densas de los aceites vegetales que contiene (oliva, girasol, almendras), arrastran toda la suciedad y la grasa que hay en la superficie de la piel, ya sea sudor, maquillaje o protector solar.

Con la contaminación del ambiente y el uso prolongado de las mascarillas, el poro se va taponando y pueden aparecer granitos y pequeñas infecciones. Es una respuesta fisiológica normal, pero podemos remediarlo usando la limpiadora por la mañana y por la noche. La presencia del extracto de tomillo es clave en este sentido, por sus propiedades antisépticas, antibacterianas y antifúngicas.

Además, la presencia del hidrolato de rosa damascena asegura una piel calmada, descongestionada y oxigenada, capaz de protegerse y regenerarse. La combinación acuo-oleosa en este producto bifásico permite que la piel refuerce su sistema natural de defensa y respire, limpia e hidratada.

Loción limpiadora y desmaquillante 100% BIO

Hidratante nutritiva piel sensible 100% BIO

Tras una correcta limpieza, debemos nutrir la piel con ingredientes que protejan y calmen, y que permitan que la piel respire con libertad. Se deben evitar, por tanto, ingredientes oclusivos que taponen aún más los poros, dado que la mascarilla ya supone una barrera física a la piel del rostro. Además, hay que tener en cuenta la sensibilidad de la piel, que no reaccionará igual a todos los ingredientes que le apliquemos.

La crema específica para pieles sensibles de MATARRANIA cubre ambas necesidades: está elaborada con ingredientes naturales y 100% ecológicos que se absorben de forma natural por la piel, sin ejercer ninguna barrera oclusiva. Además, no contiene sustancias irritantes para la piel sensible, como pueden ser componentes sintéticos, perfumes o incluso aceites esenciales, que por muy naturales y puros que sean pueden alterar fácilmente una piel sensible.

Hidratante nutritiva piel sensible 100% BIO

Rutina constante, vida saludable y pensamiento positivo

Esta rutina de limpieza y nutrición se debe realizar día y noche, para asegurar que la piel se oxigena y mantiene su nivel de protección. Es importante ser constante y, además, ser consciente durante el momento de la aplicación, para conseguir mejores resultados y procurar un auténtico bienestar tanto a la piel como a nuestro ánimo. De esta forma, minimizaremos el impacto de la mascarilla sobre el rostro, pero también disfrutaremos de un momento de mimo y relax que debemos interiorizar como una forma de autocuidado que nos ayude a sentirnos bien con nosotros mismos.

Estamos ante una situación complicada a nivel mundial, con grandes efectos a nivel económico, laboral, familiar y personal. Eso hace mella en el estado de ánimo, y es importante prestar atención también a nuestro interior, muy vinculado con el estado de nuestra piel. Las dermatitis, rosáceas, acnés… son potenciadas por la agitación interna, así como por el estilo de vida en cuanto a alimentación y hábitos. Por lo que es el momento apropiado para mirar unos instantes hacia dentro, con pensamiento positivo, y animarnos a seguir adelante con prácticas tan sencillas y beneficiosas como el autocuidado, la meditación o la gratitud.

Consejos sobre el uso de la mascarilla

Publicado el : 17/11/2020 14:41:38

Entradas relacionadas