Cómo plantar hipérico en ecológico


Cómo plantar hipérico en ecológico

Cómo plantar hipérico en ecológico

De las casi 200 hectáreas de tierras certificadas ecológicas, apenas 2.000 metros cuadrados están destinados a plantación ecológica. Cultivamos en secano la caléndula (calendula officinalis) y desde este año, el hipérico (hypericum perforatum).

En 2016 intentamos hacer siembra directa con las semillas de hipérico de ese año, pero sin éxito. Es costosa la germinación en campo y depende de muchos factores, entre ellos la temperatura del suelo, que la primavera sea lluviosa y poco fría.

Siembra de hipérico en filas de 10 cm de profundidad. Toda la familia en equipo
Siembra de hipérico en filas de 10 cm de profundidad. Toda la familia en equipo.

Este año 2018 hemos utilizado plantones, certificados ecológicos, de Cal Valls (Lleida). Hay algunos viveros que proveen de plantero ecológico, sobretodo de hortaliza, pero es más difícil encontrarlo de planta medicinal. Según el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica (CAAE), sólo se puede usar plantero certificado ecológico para las plantaciones en ecológico.

El hipérico requiere de terrenos áridos pero bien drenados, a pleno sol. Es una planta que se adapta bien al clima mediterráneo, pero necesita de las lluvias primaverales. En estado silvestre puede llegar a los 80 cm, en plantación no creemos que llegue a tanto.

El sistema de cobertura de suelo que solemos utilizar es el mulching de paja. El mulching es un sistema de cobertura del suelo que retiene la humedad y evita que proliferen las malas hierbas. La paja es abundante en nuestra zona, así que es la preferida, pero también puede usarse corteza, hojas secas, algas … depende de los materiales de deshecho agrarios que predominen en nuestra área.

En vez de material vegetal, también puede utilizarse material plástico, en forma de mallas anti-hierba. Para probar, esta vez hemos hecho la plantación de hipérico con este sistema, utilizando una malla anti-hierba de gran durabilidad que compramos en Planeta huerto.

Plantación de hipérico con malla anti-hierba

La malla anti-hierba tiene una densidad de 100 gr/m2, tupida pero permeable al agua. Así evitamos que el plástico se degrade en pequeños trocitos y vaya al medio, y que el uso de este plástico dure años, dado que tiene una elevada resistencia a los rayos UV.

Tiene una anchura de 2,1 metros y hemos colocado tres hileras de plantas. Las hileras externas las hemos ubicado al extremo de la malla para que las semillas maduras se sacudan y caigan en terreno fértil, y no sobre la malla, promoviendo así la asentación natural de la planta en nuestro campo. La distancia entre hileras es de unos 65 cm.

Un total de 90 plantas distribuidas en tres hileras, ocupando una superficie total de 200 metros cuadrados

Hay que tensar la malla y fijarla al suelo o bien con unas grapas metálicas largas, o bien calzando con tierra o con piedras. Se debe realizar un corte en cruz en el lugar que va a ir la planta.

La idea es cultivarla en secano, con sólo el aporte de agua que proporciona la lluvia, pero como las plantas son pequeñas y el clima estos días ha sido caluroso, vamos a ayudar con riego. Según cómo transcurra el verano, pondremos riego con gotero.

El hipérico es una planta bien adaptada a nuestro clima y se encuentra de forma silvestre en el Matarraña, pero no abunda, así que intentaremos asegurar su recolección con esta plantación. Con el hipérico elaboramos un extracto oleoso en aceite de oliva virgen extra, que luego utilizamos como ingrediente en el Bálsamo reparador de hipérico 100% BIO, o el Culito sano, crema preventiva 100% BIO, dos de los productos con más alquimia y tradición en MATARRANIA.

Publicado el : 18/05/2018 11:09:31