Cómo equilibrar y nutrir la piel mixta

Cómo equilibrar y nutrir la piel mixta

La piel mixta es un tipo de piel que, como su nombre indica, combina dos tipologías muy diferentes según las zonas del rostro: en frente, nariz y barbilla la piel es grasa y con imperfecciones, pero en mejillas y contorno de ojos es normal o seca. Esto es así porque en la denominada zona T (frente, nariz y barbilla) tenemos más glándulas sebáceas que en el resto del rostro. La piel normal no sufre ese exceso de brillos en la zona T, pero la mixta sí por deterioro del manto hidrolipídico de la piel, encargado de regular el nivel de humedad y por tanto la producción de sebo.

Tenemos por tanto dos necesidades muy diferentes dentro del mismo rostro:

- Regular la producción sebácea para que la parte grasa no produzca tanto sebo y pueda estar equilibrada.

- Nutrir en profundidad las zonas más secas para que no se deshidraten.

La tendencia general en las últimas décadas ha sido utilizar para las pieles mixtas productos astringentes muy fuertes que, aunque consiguen matizar y regular la grasa, provocan deshidratación en las zonas más secas. Con el tiempo y la falta continua de nutrición, estas zonas pueden volverse incluso sensibles y reactivas, manifestando rojeces y sequedad extrema que desequilibra aun más el estado y las necesidades de ambas partes del rostro.

Para evitarlo hay que tratar la piel con un producto específico que tenga en cuenta esta circunstancia y pueda restablecer el equilibrio natural del rostro, sobre todo con ingredientes afines a la piel que cubran sus necesidades sin agredirla. La Hidratante nutritiva piel mixta 100% BIO de MATARRANIA es el tratamiento perfecto para cuidar las pieles mixtas, ya que su combinación de principios activos ayuda a la piel a buscar el equilibrio de forma natural.

- Agentes nutritivos y emolientes que nutren las zonas más secas sin taponar la piel, como los aceites de oliva virgen extra, de girasol, de almendras dulces y de sésamo, todos ellos vírgenes de primera presión en frío y ecológicos y con alto contenido en ácidos grasos y vitaminas, por lo que además son excelentes antioxidantes.

- Agentes regeneradores y cicatrizantes que ayudan a reparar tejidos, tensar y tonificar la piel, como el aceite de jojoba y el de rosa mosqueta, dos aceites vegetales muy recomendados para las pieles mixtas y grasas por su rápida absorción y su contribución a la regulación de la grasa. Además, la fórmula incluye sedum sediforme o pampajarito, un elemento clave en esta formulación al tener propiedades similares a las del aloe vera, pero con origen mediterráneo.

- Agentes reguladores y equilibrantes como los aceites esenciales de limón, lavanda e ylang-ylang, que de forma natural ayudan a la propia piel a ajustar la producción de sebo que necesita realmente, una vez nutrida. Además, el limón es depurativo y antiséptico, y la lavanda es calmante y antiinflamatoria.

- Y por último un agente muy especial y multiusos, por la cantidad de beneficios que aporta a la piel: la manteca de karité pura, virgen y no refinada que utilizamos en nuestros bálsamos. Especialmente para la piel mixta ejerce una función equilibrante, antiinflamatoria y antibacteriana gracias a su contenido en vitamina A, acción beneficiosa para las imperfecciones de la parte grasa, y es relajante, regeneradora y protectora, propiedades apropiadas para mimar la parte más seca.

Para mantener la piel mixta equilibrada y nutrida es necesario aplicar este bálsamo al menos una vez al día, preferiblemente por la noche para que los principios activos actúen de forma intensiva. Al ser una fórmula concentrada sin agua, la textura es muy especial, una crema que al contacto con los dedos se transforma en aceite, siendo muy fácil de aplicar y distribuir. Ayuda que la piel esté un poco húmeda para agilizar la absorción, así como usar muy poca cantidad ya que cunde mucho. Incluye la Hidratante nutritiva piel mixta 100% BIO de MATARRANIA en tu rutina diaria y devuelve el equilibrio y la belleza a tu piel.

Publicado el : 08/01/2019 19:00:00