Cómo cuidar tu piel en invierno con cosmética ecológica

Cómo cuidar tu piel en invierno con cosmética ecológica

El frío, el viento, la contaminación, el cambio brusco de temperaturas, las calefacciones… En invierno podemos sentir nuestra piel más seca de lo habitual, por lo que debemos reforzar sus cuidados y aportarle los nutrientes necesarios para mantenerla debidamente protegida y así evitar grandes estragos. Porque el frío es realmente un buen agente antienvejecimiento, pero también provoca una deshidratación que puede derribar nuestras defensas.

¿Cómo afecta el frío a la piel?

El frío provoca un efecto vasoconstrictor (se reduce la circulación sanguínea) para minimizar la pérdida de calor al exterior, los capilares se contraen y se disminuye la irrigación, por lo que en apariencia la piel muestra un aspecto más apagado, menos luminoso y en el que quedan resaltadas las imperfecciones o rojeces, más imperceptibles en otras épocas. Además, a nivel interno, esto provoca falta de oxígeno y, por tanto, se ralentiza el proceso de regeneración celular

La presencia de mayor número de células muertas impide que la secreción natural de sebo alcance a las capas superiores de la piel, que quedan deshidratadas. Es el motivo de que en esta época sintamos mayor tirantez y suframos incluso la aparición de rojeces e irritaciones si nuestra piel es muy seca o sensible.

Protégela con cosmética ecológica

Para combatir los efectos del frío, debemos proteger la piel con ingredientes sumamente nutritivos que consigan alcanzar a todas las capas de la piel, y así permitir que nuestra barrera de defensa, la capa hidrolipídica, sea capaz de retener la humedad necesaria y mantener la hidratación, permitiendo que la piel esté suave y elástica.

En cosmética natural, especialmente en la cosmética bio de MATARRANIA, contamos precisamente con ingredientes específicos para fortalecer esa función barrera y aportar el alimento que nuestra piel necesita para mostrarse fuerte y sana, principios activos regeneradores, reparadores y protectores como los aceites vegetales puros. Además en una gran proporción al no contener agua la fórmula, sino 100% principio activo

Cuidar las zonas más afectadas por el frío

Hay determinadas zonas del cuerpo que sufren especialmente las consecuencias del frío, tanto por estar más expuestas a los agentes externos (manos, rostro, cabello) como por estar más alejadas del corazón, a las que les llega menos sangre y se enfrían antes (pies, nariz, orejas). Es conveniente mantener una nutrición constante de estas zonas para evitar sequedad extrema e incluso eccemas, como los sabañones.

Rostro - Podemos mantener un rostro nutrido y luminoso gracias a las cremas faciales específicas para pieles secas, mixtassensibles o masculinas. Especialmente las pieles secas y sensibles deben extremar sus cuidados, evitando ingredientes que la alteren o que la sequen aún más. Además, podemos contar con el refuerzo de el extra de ácidos grasos esenciales, apropiados para aumentar la elasticidad y la vitalidad en pieles maduras y apagadas, presentes en el Serum facial regenerador y reafirmante 100% BIO y el Aceite de rosa mosqueta 100% BIO.

Labios - La piel de los labios es muy fina y delicada, y a ello se suma su constante humedad y la exposición ante el frío y el aire. El remedio para evitar que se resequen en exceso es un buen bálsamo nutritivo y emoliente, seguro además para el organismo como es el caso de nuestros Bálsamos labiales 100% BIO.

Manos - La piel de las manos en invierno se muestra más frágil, pudiendo llegar a sufrir eccemas en caso de mucha sequedad. Para prevenirlo debemos nutrirlas al menos una vez al día, por la noche, con la Reparadora de manos y uñas 100% BIO. Este bálsamo se puede usar cuantas veces se necesite. También ayuda evitar un lavado excesivo de las manos y utilizar jabones libres de sustancias secantes, como los sulfatos.

Cuerpo - Tras la ducha, aplicar un Aceite corporal hidratante 100% BIO no solo hidratará la piel sino que nos aportará una sensación de calidez y bienestar gracias a su suavidad y a sus deliciosos aromas. Desde los especiados a los cítricos, cada aceite MATARRANIA es toda una experiencia para los sentidos y un verdadero tratamiento de aromaterapia.

Cabello - El cabello también sufre los efectos del frío, tiende a resecarse y encresparse por las condiciones climatológicas. El Serum nutritivo antiencrespamiento 100% BIO nos asegura una nutrición intensa y constante para el cabello, que consigue mantener el brillo, la suavidad y toda su fuerza gracias al romero y a los aceites vegetales de su fórmula.

Exfoliar también en invierno para liberar la piel

Un error que cometemos en invierno es pensar que no necesitamos exfoliar la piel con la misma frecuencia, ya que sudamos menos y por tanto se acumula menos grasa. No es así. Como hemos visto, el frío provoca que el proceso de regeneración se ralentice y por tanto se acumulan igualmente toxinas en los poros de la piel.

Una buena exfoliación con agentes suaves y afines a la piel, como el Exfoliante de oliva 100% BIO, garantizará una total renovación de la piel, que quedará preparada para la nutrición intensa que proporciona nuestra cosmética bio.

Calidez y protección

Cuidando la piel con la cosmética de MATARRANIA no solo conseguimos preparar la piel ante los agentes externos, sino que además nos aseguramos unos momentos de calidez y bienestar gracias a las ricas texturas, a los envolventes aromas de nuestras fórmulas y a la necesidad de masajear la piel unos instantes en su aplicación.

Los aceites vegetales y las mantecas utilizadas en nuestra cosmética son suaves, cálidos y se funden perfectamente con la piel, convirtiendo la rutina diaria en un ritual maravilloso del que disfrutar para cuidarnos y para entrar en calor. La cosmética bio se convierte en el mejor aliado para proporcionar una nutrición profunda y duradera, de una forma respetuosa y suave con la piel.

Publicado el : 10/12/2019 12:42:37

Entradas relacionadas

Al suscribirte a nuestra newsletter aceptas que procesemos tu información de acuerdo con nuestra política de privacidad y protección de datos