Claves para cargar energía tras la ‘vuelta al cole’

Claves para cargar energía tras la ‘vuelta al cole’

Estas primeras semanas de septiembre se han convertido en fuente de todo tipo de emoción y síndromes masivos, como el ansia de la rutina, la traumática o esperada vuelta al cole, el síndrome postvacacional… Todas ellas inciden en picos de energía o vitalidad, o bien tienes mucha o no tienes nada. Pero el mundo reclama que prestes atención y te centres, aunque nos suponga una labor titánica. ¿Por qué?

Los cambios bruscos en nuestro ritmo y entorno tienen fuertes consecuencias en nuestros niveles de energía. Al acabar las vacaciones, los horarios intensivos y los días de sol, cambiamos horarios y la intensidad en nuestras actividades, a la vez que la luz del día va disminuyendo y el calor nos va abandonando poco a poco. Esos cambios hacen que sea un esfuerzo energético adaptarnos al nuevo ritmo, pudiendo producir irritabilidad, tristeza, insomnio, dolores de cabeza… Por eso hay que trabajar en nuestra fuente de energía para sobrellevarlo y sacarle el lado positivo.

- Intenta comenzar los días relajado y en armonía, un día bien iniciado es carga de energía para obtener el máximo rendimiento. Desayuna con calma y con música relajante, haz unos estiramientos y recibe el día con alegría y una sonrisa.

- Organiza bien tu agenda y horarios para evitar estreses innecesarios. Ve con tiempo de sobra sobre todo si tienes niños, levantarse unos minutos antes a veces puede marcar la diferencia entre un día redondo y un caos de ansiedad y estrés.

- Los primeros días de ‘inserción’ intenta mantener alguna actividad que disfrutabas estando de vacaciones, como ir a la piscina, leer, salir a pasear, quedar con amigos… Será un eslabón importante entre los dos ritmos.

- En algún descanso de la jornada, dedica unos minutos a reactivar tu respiración. Unas cuantas respiraciones abdominales y profundas nos pueden ayudar no solo a mantener la calma, sino también a relajar la mente, mejorar el estado de ánimo y aumentar nuestro nivel de concentración.

- Si te es posible, cambia tu posición con frecuencia si permaneces mucho tiempo de la misma forma, camina un poco y moviliza el cuerpo, sobre todo las zonas en tensión que pueden bloquear tu mente y por tanto tu rendimiento.

- Practica algún deporte o ejercicio físico, por muy suave que sea, que te ayude a producir endorfinas, dopamina o serotonina, las llamadas hormonas de la felicidad, consiguiendo así bienestar y buena dosis de energía.

- Descansa bien. Cierra el día en positivo, yendo a la cama libre de cargas porque has hecho lo que has podido hacer, y mañana será una nueva oportunidad de hacerlo mejor. Duerme en paz y lo suficiente para poder despertarte libre y ligero, con energía para empezar de nuevo un gran día.

Publicado el : 18/09/2018 17:26:12