Bizi slow, fuente de ecosostenibilidad


Bizi slow, fuente de ecosostenibilidad

Bizi slow, fuente de ecosostenibilidad

Durante más de 50 años, este local de Barakaldo (Vizcaya) ha sido una droguería tradicional. Desde hace unos meses se ha convertido en una droguería ecosostenible y mucho más, un concepto diferente e innovador en la zona, donde poco a poco se va haciendo hueco y sembrando el cambio de conciencia hacia un estilo de vida más saludable y sostenible.

Bizi slow es una fuente de ecosostenibilidad, como nos comenta Sonia, la responsable de este original proyecto. La palabra Bizi significa vida en euskera, por tanto Bizi slow hace referencia al concepto 'slow life': vive la vida sin prisa, a fuego lento. Desde su tienda, y por su formación de educadora social, quiere apostar por el cambio y difundir tanto las ventajas como la necesidad global de utilizar productos ecológicos. Y hacerlo a pie de calle, para fomentar la costumbre de ir a la tienda a comprar, de contactar y compartir, ofreciendo una tienda cálida, con alma, a la que te apetece ir y quedarte un ratito.

¿Qué encontraremos en Bizi slow? Productos de limpieza a granel, cosmética, especias, infusiones, endulzantes y semillas, todo ello certificado ecológico, salvo alguna marca de cosmética natural sin sello pero con probada calidad y eficacia. MATARRANIA fue la primera marca de cosmética que ofreció en su tienda, ya que la conocía a nivel personal y era la mejor representante de ese carácter ecosostenible y slow que quiere infundir a la tienda.

A raíz de la demanda de sus clientes, ha ampliado con alternativas al plástico para el día a día, artículos artesanales, hogar, textil, regalos… Esta última sección está encabezada por los capazos, pieza clave para Sonia, pero cuenta además con joyas elaboradas por una chica de Bilbao, lámparas de sal, postales con semillas para plantar… Son pequeños detalles para regalar de manera consciente y artesanal.

Su principal reclamo es la opción de comprar los productos de limpieza a granel, procedentes de la cooperativa española 4eco, ubicada en Valencia. De esta forma se reduce significativamente el consumo de envases plásticos, ya que se reutilizan los ya existentes, empezando por sus propios bidones industriales, que reutilizan de manera constante para aumentar la sostenibilidad. También se protege al medio ambiente ya que las fórmulas son biodegradables en un 98%.

“Todo forma parte de un cambio de chip. Es un reto y un hábito de vida a transmitir, y quiero facilitarlo tanto a particulares como a empresas (colegios, hostelería, empresas de limpieza), que ya empiezan a interesarse en el cambio. Es una apuesta por una forma de vida consciente y responsable, pasito a pasito de forma lenta, practicando Bizi slow”, declara Sonia.

Bizi Slow se encuentra en la calle Arteagabeitia, 10 - 48902 Barakaldo (Vizcaya)

Publicado el : 02/11/2018 13:34:52