Bálsamo nutritivo y protector para la piel sensible


Bálsamo nutritivo y protector para la piel sensible

Bálsamo nutritivo y protector para la piel sensible

La cosmética bio de MATARRANIA es una solución perfecta para las pieles sensibles que necesitan dosis de hidratación, pero también elementos protectores y suaves que no alteren su delicado estado. Los ingredientes que usamos en nuestras fórmulas están certificados ecológicos al 100%, con lo que se asegura un origen y tratamiento puro de las plantas utilizadas.

No obstante, las pieles sensibles pueden reaccionar también a los elementos más puros y naturales, como pueden ser los aceites esenciales. Por eso contamos con una gama específica para pieles sensibles, elaborada sin aceites esenciales para evitar reacciones de la piel (como picores, enrojecimiento o sarpullidos) a sus componentes específicos.

La Hidratante nutritiva piel sensible 100% BIO de MATARRANIA es un bálsamo protector indicado para el rostro de piel delicada. Con elementos emolientes y nutritivos consigue llegar hasta las capas más profundas de la piel para regenerar los tejidos que hayan podido ser dañados. La piel se muestra al poco tiempo más suave y luminosa, con un aspecto saludable libre de reacciones y rojeces. Es el resultado de una magistral combinación de ingredientes:

- Aceite de girasol ecológico, uno de los aceites con más cantidad de Vitamina E, incluso más que el de oliva. La vitamina E es un potente antioxidante, esencial para prevenir el envejecimiento celular. Es además un aceite suave de rápida absorción, que calma y alivia la piel irritada o seca.

- Aceite de oliva virgen extra ecológico y verde, un producto de origen español elaborado en nuestra comarca del Matarraña. La recolección temprana de la oliva permite la elaboración de aceites muy verdes y ricos en polifenoles, aumentando así los grandes beneficios de este aceite en el cuidado de la piel: es antioxidante, hidratante, protector y tónico.

- Flores de caléndula ecológicas, una planta indispensable para tratar pieles delicadas y sensibles, denominada ‘flor maravilla’ por su efecto sobre las pieles con afecciones. Tiene propiedades emolientes, vulnerarias, cicatrizantes, regeneradoras y revitalizadoras.

- Aceite de almendras dulces ecológico, muy rico en ácidos linoleicos y vitaminas A, B, E que ayudan a hidratar la piel. Su efecto emoliente hace que se reduzca la sensación de sequedad y de prurito al suavizar la piel, aliviando irritaciones o picores.

- Aceite de rosa mosqueta virgen de presión en frío, un potente regenerador celular que ayuda a cicatrizar los tejidos, atenuar marcas de la piel, tensar y reafirmar la epidermis, tonificar la piel cansada o apagada…

- Cera virgen de abejas ecológica, que mantiene la humedad de la piel y la protege de la deshidratación ante factores ambientales externos, creando una barrera o película protectora natural no oclusiva, permitiendo que la piel transpire. Posee además propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes.

Este bálsamo se puede aplicar día y noche, utilizando muy poca cantidad sobre la piel limpia y extendiendo con un suave masaje. Puede utilizarse solo o en conjunto dentro de esta rutina recomendada para la piel sensible, en la que priman los elementos nutritivos y protectores, libres de fragancias y cualquier otro químico que pueda agredir la delicada estructura de este tipo de piel.

Publicado el : 02/10/2018 10:00:00