Aromaterapia para despertar sensaciones cálidas y enérgicas


Aromaterapia para despertar sensaciones cálidas y enérgicas

Aromaterapia para despertar sensaciones cálidas y enérgicas

La aromaterapia utiliza los aceites esenciales con una finalidad terapéutica para tratar o prevenir diferentes afecciones, como complemento de un tratamiento alopático, con finalidades estéticas o cosméticas, o bien por el puro disfrute.

Un aceite esencial es un extracto aromático líquido volátil muy concentrado y extraído de diferentes partes de plantas aromáticas (flores, hojas, raíces, tallos o frutos). Las plantas secretan las esencias (los aceites esenciales son las esencias destiladas) con diferentes finalidades, como atraer a los insectos polinizadores, luchar contra plagas o protegerse de la deshidratación en las temporadas más calurosas.

Los aceites esenciales pueden ser extraídos sólo de dos formas naturales: por expresión (o presión), utilizado para extraer aceites esenciales de los cítricos; o por destilación por arrastre de vapor, utilizado para extraer la mayoría de aceites esenciales de plantas.

Los aceites esenciales se pueden utilizar de distintas formas:

  • Para uso interno, a través de la ingesta. Sólo un profesional capacitado puede recomendar el uso y dosificación de aceites esenciales, que por su composición química concreta va a ejercer una acción directa o indirecta sobre los microorganismos patógenos, o sobre una función fisiológica particular (neurológica, endocrina, microbiótica, etc.), o sobre el metabolismo.
  • Para uso externo, a través del contacto con la piel. Los aceites esenciales nunca se deben poner en contacto con la piel sin que hayan sido diluidos previamente. Se parte pues de un aceite base (portador o vehículo, que debe ser vegetal y extraído por presión en frío) en el  que se diluyen  uno o más aceites esenciales en cantidades adecuadas. Se combinan así las propiedades del aceite base con las de los aceites esenciales que se le han incluido. Así trabajamos en la cosmética ecológica de MATARRANIA, formulando aceites y bálsamos de aromaterapia para dar respuesta a las distintas necesidades de la piel: relajantes, tonificantes, regenerantes…
  • Para uso externo, a través de la capacidad olfativa. A través de la inhalación de los aceites esenciales se van a afectar las áreas corticales olfativas desencadenando reacciones susceptibles de reactivar funciones biológicas o psicológicas. Los estímulos olfativos llegan directamente a las centrales de conexiones más internas de nuestro cerebro. Las neuronas de la región olfatoria son neuronas sensitivas primarias y forman parte de las neuronas cerebrales. La aromaterapia actúa sobre los planos sutiles, por ello ayuda a la meditación, visualizaciones, concentración y a todas aquellas técnicas destinadas a buscar el equilibrio y armonía interior.

Cuidar la piel de un modo saludable supone disfrutar también de aromas naturales que despierten sensaciones. Así, en un día frío, gris o de bajo ánimo, os recomendamos disfrutar de nuestro Aceite corporal hidratante de canela, clavo e ylang-ylang, que no sólo deja la piel suave e hidratada sino que además  produce intensas sensaciones de calidez y energía.

Los tres aceites esenciales que componen su formulación son altamente energéticos y tonificantes, y consiguen ese efecto por el envolvente aroma que desprenden, un toque exótico y oriental que despierta los sentidos y hace entrar en calor a la piel rápidamente.

Aceite esencial de canela ecológico (Cinnamomun cassia leaf oil) - La canela se extrae de la corteza interior de un árbol, el Cinnamomum, muy presente en países orientales y América del Sur. Tiene un gran poder estimulante, es capaz de activar el sistema nervioso con solo olerla. Además, ejerce una función antiséptica, antiinfecciosa y antibacteriana.

Aceite esencial de clavo ecológico (Eugenia caryophyllus bud oil) – El clavo procede de un árbol original de Indonesia, cuya flor rojiza no se abre y queda con forma similar a un clavo, por lo que se le otorgó ese nombre. Tiene propiedades estimulantes, tonificantes y antibacterianas. Su potente aroma consigue refrescar la mente y estimular la función cerebral, por lo que es una buena herramienta ante el dolor y el estrés.

Aceite esencial de Ylang-Ylang ecológico (Cananga odorata flower oil) – El ylang-ylang es una flor procedente de la selva asiática, muy extendida también por Sudamérica. En Malay se la conoce como ‘flor de flores’. Ejerce un gran poder antidepresivo, hipotensor, tonificante y regenerador celular. Su aroma dulce y agradable potencia esos efectos terapéuticos, provocando sensaciones anímicas positivas, armonizando el espíritu.

Esta combinación de elementos energéticos y aromáticos se complementa con aceite de almendra y aceite de oliva vírgenes y ecológicos, que aportan la dosis necesaria de nutrición para mantener la piel elástica e hidratada, y con extracto de rosal silvestre ecológico, un gran regenerador celular que ayuda a reparar cualquier daño de la piel. Se presenta en botella de cristal de 100 ml y tiene un precio de 18,35€.

Publicado el : 09/02/2018 16:15:14