5 razones para usar un aceite corporal bio


5 razones para usar un aceite corporal bio

5 razones para usar un aceite corporal bio

Las prisas y la vorágine del día a día hacen que optemos por soluciones rápidas pero poco saludables. Por ejemplo, la hidratación del cuerpo es una clara víctima de nuestra falta de tiempo. Una gran mayoría de personas no aplica ningún tratamiento hidratante corporal después de la ducha, y quien lo hace opta por una crema o body milk de rápida absorción para estar listo cuanto antes. Pocas personas se decantan por los aceites hidratantes corporales, cuando en realidad son la mejor opción para hidratar la piel. Veamos las distintas razones para incorporarlo en tu rutina diaria:

– En comparación con los body milk, los aceites ofrecen una nutrición mucho más profunda y duradera. Ya lo explicábamos en un post anterior de nuestro blog, la crema se absorbe tan rápidamente como desaparece su hidratación. Al contener un alto porcentaje de agua el cuerpo no consigue retener la crema el tiempo suficiente para que los principios activos de sus ingredientes alcancen las capas internas de la piel. Los aceites corporales no llevan agua, y gracias a su consistencia oleosa los componentes nutritivos permanecen más tiempo sobre la epidermis, formando una capa de hidratación permanente sobre la piel.

– Los aceites corporales vegetales son una opción natural y por tanto segura para nuestra piel, siempre que el artículo sea total y realmente natural. No lo son los aceites minerales, realizados con derivados del petróleo, ni los aceites que en su composición llevan una mínima presencia natural junto a una gran cantidad de químicos sintéticos potencialmente tóxicos para nuestra salud. Para confirmarlo es muy importante comprobar el INCI del producto. Hay algunas siliconas camufladas que se hacen pasar por elementos naturales. Por ejemplo las que llevan las siglas PEG- delante de un componente vegetal como aceite de oliva, avellana, almendras... Parece algo natural pero no lo es, no deja de ser un derivado del silicio que, aun soluble en agua, no ha sido descartado como elemento tóxico para el organismo.

– La aplicación de un aceite corporal nos invita a dedicar un momento al mimo personal. Con las prisas nos olvidamos de querernos, de cuidarnos, de mimarnos, y al optar por un aceite  corporal necesitaremos unos minutos para que nuestra piel lo absorba. Necesita además de un pequeño masaje para extenderlo por todo el cuerpo, que se convertirá en una gran caricia para nuestra piel. Mientas lo dejamos actuar podemos disfrutar de la suavidad de la piel y de su envolvente aroma, convirtiendo ese momento en un regalo para los sentidos. Es parte del concepto 'slow life' que promovemos desde MATARRANIA: vive la vida despacio, sin prisa, disfrutando el momento.

– Hay formulaciones que, además de hidratar, ejercen también una labor curativa, tanto a nivel dermatológico como fisioterapéutico. Hay aceites muy eficaces ante irritaciones extremas de la piel como quemaduras solares, dermatitis, reacciones alérgicas... Su gran capacidad humectante ayuda a regenerar con más rapidez los tejidos, pudiendo sus principios activos llegar hasta la raíz del problema. Lo mismo ocurre con su uso en masajes terapéuticos, el aceite se convierte en el vehículo perfecto para hacer llegar los componentes analgésicos, tonificantes o relajantes a través de la piel hasta el centro de dolor o tensión.

– Si escoges un aceite corporal ecológico como el de MATARRANIA estás participando de un proyecto sostenible. Nuestros aceites corporales, como el resto de nuestra cosmética ecológica, se presentan en envases reciclables, siguiendo una política de KM 0 y con ingredientes de cultivo ecológico certificado. Además, por su untuosidad es un producto concentrado y se necesita poca cantidad de producto para cubrir el cuerpo, por lo que el envase cunde mucho más y reducimos coste económico, energético y de transporte.

En MATARRANIA contamos con distintas versiones de Aceites hidratantes corporales 100% bio, algunos con usos específicos como el anticelulítico o el relajante, pero todos igual de hidratantes y con distintas fragancias naturales procedentes de la combinación de sus ingredientes. Aromas cítricos, exóticos, especiados, suaves... Ya tienes muchas razones para conocerlos, brinda a tu piel un homenaje de nutrición y suavidad y a tu mente un momento de relax y bienestar.

Publicado el : 12/01/2018 13:13:13