Ecológicos, vegetales y vírgenes: Las claves de nuestros ingredientes

    

El gran protagonista de MATARRANIA es el aceite de oliva, un excelente virgen extra ecológico y obtenido con el método tradicional de primera presión en frío. Es el primer jugo, el único procedimiento que permite mantener, intactas, las propiedades del aceite. Gran cantidad de vitamina E, ácidos grasos esenciales y polifenoles, hacen del aceite de oliva un potente antioxidante (frena los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel), además de ejercer un excelente efecto hidratante, protector y tónico de la piel.

Además, utilizamos aceites vegetales vírgenes de primera presión en frío: de almendras dulces, sésamo, girasol, avellanas, coco y rosa mosqueta. En las composiciones de cremas, utilizamos la cera virgen de las abejas como elemento suavizante y gran protector de la piel.

También los aceites esenciales puros, extraídos sólo con procedimientos mecánicos y no químicos, son parte importante de nuestra formulación, y confieren a nuestros productos de cosmética ecológica, unos aromas inconfundibles, naturales y auténticos.

Para las pieles hipersensibles que no toleran los aceites esenciales, también tenemos cosméticos naturales sin perfume.

Y otro ingrediente característico y muy importante de la cosmética ecológica certificada de MATARRANIA son los principios vegetales que se obtienen mediante la maceración de plantas frescas, que nosotros mismos recolectamos en las más de 200 hectáreas de campo y monte que tenemos certificadas ecológicas.

Estos son nuestros únicos y mimados ingredientes. MATARRANIA no utiliza aceites minerales, ni parafinas, ni colorantes artificiales, ni perfumes sintéticos, ni está testado en animales.