Cuna de nuestra cosmética bio, el Matarraña, la Toscana española

  

MATARRANIA le debe el nombre a la tierra que la ve nacer, a la comarca del Matarraña, bañada por las frías y salvajes aguas del río Matarraña.

Su proximidad al Mediterráneo suaviza este entorno, dando carácter a un territorio de frontera, en que la variedad de culturas ha configurado unas gentes y unas costumbres enriquecidas, con una singularidad que ha sabido conservarse a lo largo del tiempo.

El Matarraña alterna bosques y montañas con llanos y riberas, y está salpicado por 18 pueblos pequeños, tallados en piedra, que parecen abandonados en el tiempo y recuperados para el visitante que, atento, descubre en sus rincones la autenticidad del medio rural.

Una autenticidad que MATARRANIA ha sabido recuperar y mantener en sus productos, y liderarla como bandera de su esencia. Calidad de materia prima, pureza de las fórmulas y sumo respeto por el entorno.