Flota en el aire con Namaste Aerial Yoga

Flota en el aire con Namaste Aerial Yoga

Flota en el aire con Namaste Aerial Yoga

Hace un par de semanas, en nuestro rinconcito dedicado a las tiendas, comentábamos lo que nos gusta encontrar a MATARRANIA en lugares que se salen totalmente de lo común. Si además este lugar ofrece una actividad que nos atrapa desde el primer minuto pues nuestra satisfacción es mayor. Es el caso del espacio al que dedicamos hoy este post, al centro Namaste Aerial Yoga en Yecla (Murcia).

Este centro ofrece clases de un yoga bastante especial, una fusión entre hata yoga (el estilo convencional), yoga aéreo, acroyoga (acrobacias en el aire) y meditación, escogiendo lo mejor de cada técnica y ofreciendo una actividad multidisciplinar que ha cautivado tanto a adultos como a niños. Desde mediados de octubre que abrió sus puertas las clases se han llenado, surgiendo nuevos grupos por petición popular, todos ellos de este estilo fusión porque a quien le gusta el yoga y lo prueba ya no quiere practicar otro estilo.

El yoga aéreo, que ocupa la mayor parte de la sesión, utiliza unas telas colgadas en el techo, como podemos ver en la foto de arriba. Las asanas (posturas de yoga) se realizan con ayuda de las telas, consiguiendo una mayor estabilidad y apoyo para lograr las posturas, por lo que resulta incluso más sencillo conseguir las posturas que en el hata yoga. ¡Aunque no lo parezca! Y los beneficios son mayores al conseguir un mayor estiramiento de todas las partes del cuerpo.

Según Yolanda, dueña y profesora del centro, las telas se convierten en una herramienta más durante las clases y hay que sacarles partido. Para ella, las posturas más satisfactorias son las invertidas, al igual que el momento de relajación, que se hace dentro de la tela, sintiendo prácticamente que flotas en el aire. En poco tiempo ha conseguido un espacio de paz, con ambiente relajado y en armonía, en el que algún día quisiera ofrecer también sesiones de terapias alternativas, llegando a ser un centro dedicado al bienestar general.

En su momento, Yolanda buscó una marca de cosmética bio con la que ofrecer un complemento de bienestar a sus clientes,  y dio con el perfil de MATARRANIA, que le gustó por su filosofía y después le cautivó por su calidad. “Las personas que vienen a nuestras clases tienen conocimiento del mundo eco y por eso valoran la marca, y al que se está adentrando en este mundillo le gusta por el olor y por los muchos beneficios que ofrece”. Yoga y MATARRANIA por tanto quedan unidos como símbolos de paz y bienestar que van en línea y se complementan, dos grandes propósitos que añadir a la nueva lista de este año si aún no los practicas.

Publicado el : 19/12/2017 17:00:00