¿Cuándo tratar y cómo las primeras arrugas en cuello y escote de forma natural? - MATARRANIA

¿Cuándo tratar y cómo las primeras arrugas en cuello y escote de forma natural?

¿Cuándo tratar y cómo las primeras arrugas en cuello y escote de forma natural?

Claves para mantener un cuello y escote impecable de arrugas.

El cuello y el escote, son dos partes de nuestro cuerpo que reflejan las primeras muestras de envejecimiento de nuestra piel. Un aspecto poco hidratado y terso responde por tratarse de zonas que reciben menos atención. Es importarte que no olvides sus cuidados antes de que aparezcan las primeras arrugas.

A partir de los 25 años es cuando empieza a disminuir la producción de las proteínas que proporcionan elasticidad y resistencia a los tejidos, es decir, bajan los niveles de elastina y colágeno. Otro factor en contra es que el cuello posee pocas glándulas sebáceas, las encargadas de lubricar y humedecer la piel y el pelo. El resultado: se deshidrata fácilmente.

Después del rostro, el cuello, junto a las manos, son las zonas que del cuerpo que más expuestas se encuentran a factores como el frío o el sol. Por eso y según un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, “se deterioran más que el resto de la piel corporal”. Sin embargo, con unos simples cuidados, productos adecuados y algunos ejercicios se pueden atenuar las arrugas y mantener una imagen atractiva y natural.

Un práctica para mejorar la flexibilidad del cuello es la siguiente: de pie o sentado coloca la espalda recta. Deja caer la cabeza lentamente hacia delante y luego súbela del mismo modo de forma que la nuca roce el cuello. Vuelve a bajar la cabeza e intenta que la barbilla toque el pecho, pero sin forzar. Repítelo varias veces al comienzo o durante el día.

Utiliza productos cosméticos ecológicos que contengan aceite, miel o cera virgen de abejas. Son ingredientes regeneradores, reafirmantes y nutritivos capaces de contener la oxidación celular. Estos beneficios se encuentran por ejemplo en el aceite esencial de Geranio, que puede presumir de sus cualidades regenerativas; o el de Lemongrass (hierba limón), que favorece la estimulación de la circulación, además de servir de calmante y antiinflamatorio.  La miel y la cera virgen de abejas aporta altos nivel de hidratación.

Publicado el : 17/04/2013 11:56:20